Lne.es »

Multitudinario adiós en Llanes al histórico hostelero Francisco Sánchez Dosal

El propietario de Casa Pancho, fallecido a los 93 años, fue uno de los refundadores de la agrupación socialista de Llanes tras la dictadura

29.10.2015 | 04:12

La iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Paz de Vidiago, en Llanes, se quedó pequeña ayer para despedir a Francisco Sánchez Dosal, "Pancho", histórico militante de la Agrupación Socialista de Llanes y dueño durante décadas de un restaurante modélico y muy popular en toda la comarca, Casa Pancho. Francisco Sánchez Dosal, conocido por muchos como "Pancho el de los jamones", tenía 93 años en el momento de su deceso. En el funeral estaba presente la plana mayor del socialismo llanisco. No faltaron el diputado en las Cortes Generales y exalcalde Llanes, Antonio Trevín, ni la exregidora llanisca y diputada en la Junta General, Dolores Álvarez. Hicieron también acto de presencia el actual alcalde de Ribadedeva, Jesús Bordás, así como el senador socialista por Cantabria Miguel Ángel Vega, entre otros.

Casa Pancho, el histórico restaurante situado a la vera de la nacional 634 a su paso por Vidiago, fue, durante mucho tiempo, uno de los establecimientos estrella del concejo. Abierto a finales de los años cincuenta del pasado siglo, Pancho levantó el negocio con la ayuda y el incansable trabajo de su mujer ya fallecida, Dolores Noriega Peláez, y de sus hijos. El restaurante alcanzó una enorme popularidad por su especialidad en jamones y embutidos. El negocio estuvo abierto hasta mayo de 2002, cuando en un desgraciado accidente un camión se empotró contra el restaurante y la vivienda anexa. El suceso provocó la muerte de uno de los hijos de Pancho, Francisco Sánchez Noriega, "Panchín", así como del propio conductor del vehículo siniestrado.

El presidente de la Asociación de Restaurantes de Llanes, Javier Garaña, se deshacía ayer en elogios hacía una persona muy conocida y querida pos sus amigos y clientes. "Llevó una vida consagrada al trabajo", señaló. Garaña no duda en asegurar que Casa Pancho pasará a la historia como uno de los establecimientos más emblemáticos de Llanes. "Fue también un lugar muy conocido en toda Asturias. Al estar junto a la carretera nacional era una parada obligada para muchas personas. Allí comía, además, gente de toda condición, con un trato y un servicio excelentes", añadió.

Durante la homilía, el sacerdote que ofició el funeral, Amador Galán, destacó las cualidades humanas del fallecido. "Casa Pancho forma parte de la historia personal de mucha gente como un lugar agradable y dulce", dijo. Gumersindo Alonso Herrero, refundador junto a Pancho de la agrupación socialista de Llanes tras la restauración de la democracia, aseguró que su compañero fallecido "era el alma del partido y una referencia para mucha gente".

Francisco Sánchez Dosal deja dos hijos y seis nietos. Tras el funeral sus restos mortales fueron inhumados en el cementerio parroquial de Vidiago.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine