García Marín destaca la escasa incidencia de la fauna silvestre en la tuberculosis bovina

El catedrático pide más comunicación y flexibilidad en las campañas ganaderas para evitar sacrificios innecesarios de reses

10.12.2015 | 04:38
Juan Francisco García Marín durante la charla sobre tuberculosis bovina, ayer, en Arriondas.

Los ataques del lobo provocaron la muerte de una oveja y un carnero en la localidad parraguesa de Llerandi, en la madrugada del martes. Este es el segundo ataque que suma la cabaña en menos de dos semanas puesto que hace ocho días el lobo acabó con la vida de tres ovejas en Viriu, según el representante de la Junta Ganadera Municipal de Pastos de Llerandi y Viabañu, Francisco Blanco. "La oveja la comieron prácticamente entera, dejaron la cabeza y la lana. Y eso que el prado estaba completamente cerrado con malla y espino pero el cánido hizo un agujero por debajo", lamentó Blanco.

El representante de la Junta de Pastos asegura que la situación no es nueva, pues ataques similares ya se produjeron en primavera. "Antes atacaban arriba, en Fontecha, pero cada vez están bajando más abajo", contó. Los ganaderos de la zona piden que se tomen medidas "serias" contra los ataques de los lobos. "Tenemos la tuberculosis atacando por el norte y el lobo por el sur, esto es un sinvivir", recalcaron los lugareños.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine