Lne.es »

En Moru esperan que se haga la luz

Los vecinos festejan el final de parte de la rehabilitación de la iglesia románica de San Salvador y se movilizarán para iluminarla y restaurar la pintura mural

14.12.2015 | 03:37
El párroco José María Orviz, durante la misa; a la derecha, algunas de las pinturas de la iglesia de San Salvador.

Los amigos de la iglesia de San Salvador de Moru, en la localidad riosellana de Nocéu, están de fiesta. Entre todos han conseguido rehabilitar la parte estructural del templo románico y ayer celebraron los últimos trabajos, la reposición del suelo y el arreglo de la capilla lateral y del muro norte.

La jornada comenzó con una misa oficiada por el párroco local, José María Orviz, quien además donó un altar de madera que él mismo mandó restaurar y que se estrenó en la ceremonia de ayer. La liturgia fue especial, además, porque contó con las voces de Dorothy Gillet (exdirectora del coro riosellano "La Fuentina") y de Marina Pangua. Pedro Pangua, por su parte, aportó las notas de su gaita en una espléndida y soleada mañana.

Miguel Ángel Somoano, miembro de la directiva de la asociación "Iglesia de Moru", explicó que la obra del suelo era importante "porque las losas estaban desigualadas y eran peligrosas". En la restauración se pudo aprovechar la mitad de esas antiguas piedras y la otra se puso de caliza gris "de la misma calidad y color", apuntó Somoano. En la capilla lateral, que también se rehabilitó, el suelo estaba en tierra y también se ha puesto de caliza y en el muro norte se aplicó un mortero de cal como el que tienen el resto de muros de la iglesia. Los trabajos costaron unos 22.000 euros, de los que el Ayuntamiento de Ribadesella puso 5.000, la misma cantidad que aportó el Arzobispado. La Consejería de Cultura envió a uno de sus arqueólogos a hacer el seguimiento y el resto del dinero fue aportado por vecinos y amigos de la iglesia, además de por los eventos que realizó el colectivo cultural. La Fundación Masaveu, por último, donó los materiales. El próximo reto que afronte la asociación "Iglesia de Moru" será la iluminación interior, pues ahora usan un generador que hace mucho ruido y se trata, como el caso del suelo, de un "tema de seguridad, como el suelo", apuntó el riosellano. El Ayuntamiento realizó la acometida, pero en la asociación están "a la espera" de ver cómo se resuelve este asunto, pues el entorno cuenta con protección patrimonial. Una vez se haga la luz en Moru, la restauración de las pinturas murales y los muebles completarán una labor que comenzó en 2009 con la restauración de la pintura del muro sur. Desde entonces se ha podido recuperar el treinta por ciento de la superficie pintada.

La asociación pedirá una reunión con la Consejería para abordar las ayudas del próximo año y espera, añadió Somoano, que el Ayuntamiento continúe con la restauración de la escuela "para poder hacer una exposición sobre la trayectoria de la recuperación". Al riosellano le gustaría que la visita guiada a la iglesia comenzase en este aula.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine