15 de diciembre de 2015
15.12.2015

El Prial de Infiesto cede un aula para instalar el centro de investigación "Piloñalab"

15.12.2015 | 04:19
Los miembros de "Piloñalab" Toni López, Manuel Migoyo, Carlos Curto y Paco Terrano, en Infiesto.

"Piloñalab" ya tiene un espacio donde desarrollar sus actividades. La asociación El Prial de Infiesto ha cedido un aula al colectivo para que pueda instalar un centro de investigación tecnológica.

"Piloñalab" acaba de rubricar sus estatutos en los que especifica que su objetivo es fomentar el conocimiento de la tecnología y su aplicación para solucionar problemas concretos, especialmente en el ámbito rural. "Se trata de un centro desde el que crear dinámicas sociales de cooperativismo y altruismo en las que el conocimiento compartido sea la fuente de riqueza", explicó Toni López, uno de los principales impulsores. La asociación que preside Manuel Migoyo pretende dar un doble uso al local de El Prial: para hacer cursos y como punto de anclaje a la red de telecomunicaciones "Sextaferia". El primer paso será sacar a comienzos de año un taller de microprocesadores "raspberry pi". "No somos una empresa. Siempre que se cobre por algo se hará atendiendo a poder mantener la labor, no se busca rentabilidad económica sino social", especificaron los miembros, que planean diferentes fuentes de financiación como microcréditos o el plan "Leader". También buscan colaboradores aunque matizan que no habrá cuota fija.

Los componentes, que conocieron hace pocos meses en un curso de Arduino, matizan que no hace falta tener grandes conocimientos tecnológicos para formar parte del proyecto que contempla la alfabetización tecnológica, el análisis de problemáticas y la innovación en dinámicas sociales. Y ponen ejemplos concretos de la utilidad de Piloñalab: "Alguien que se dedique al campo podrá utilizar automatismos para hacer desde un riesgo en sus cultivos hasta vigilar el posicionamiento de sus reses".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine