Las capturas de angula repuntan en Ribadesella, que vende el kilo a 470 euros

La rula subastó ayer veinticuatro kilos, la mayor cantidad desde el inicio de la costera, favorecida por el temporal y el cuarto menguante de la Luna

06.01.2016 | 04:31
José Ramón Pintado, "Garuña", prepara algunas de las capturas de ayer en la rula de Ribadesella.

El primer temporal del año está animando a la angula a entrar en los cedazos de los pescadores, al menos de los que venden en la rula de Ribadesella. La sede de la cofradía "Virgen de Guía" subastó ayer veinticuatro kilos de alevín, la cantidad más elevada desde el inicio de la costera, con un precio de 470 euros.

La angula se había mantenido entre los 560 euros del sábado después de Navidad y los 505 euros del pasado lunes, unas cantidades motivadas en parte por la escasez y también por lo especial de las fechas, pues en la rula riosellana tenían algún encargo. Pasadas las fiestas navideñas y con el aumento de las capturas, el precio de la angula bajó ayer, pero se ha mantenido en un buen rango, como comentaron los anguleros que acudieron a vender.

José Ramón Pintado, más conocido como "Garuña", es angulero y trabajador de la rula y remarca la diferencia entre este precio y el del año pasado a estas alturas, cuando el kilo andaba ligeramente por encima de los doscientos euros. "Pero se pescaba, había mucha más angula", repara Pintado, para quien si las capturas siguen aumentando y el precio se mantiene por los trescientos o cuatrocientos euros, será bueno para los anguleros.

El aumento de la pesca ha venido motivado, en buena parte, por el temporal de lluvia y viento. "Cambió el tiempo y se movió la mar", describe "Garuña" antes de señalar que, además, las condiciones de Luna también son favorables. El pasado domingo el satélite entró en cuarto menguante y por lo tanto se inició la "oscurada", la quincena que va hasta el cuarto creciente. El próximo domingo, día 10, será el de mayor oscuridad en el cielo, un ambiente propicio para que el alevín remonte los ríos.

Esta costera será recordada tanto en el concejo como en la región como la que batió todos los récord de precio desde que se realiza la primera venta pública con fines publicitarios para compradores y cofradías. San Juan de la Arena fue el primero en romper el precio más alto con los 4.652 euros que se pagaron por el primer kilo, pero pocos días después se abonaron en Ribadesella 6.230 euros por las primeras capturas de la comarca. La rula riosellana ya había batido la marca en la anterior costera, cuando subastó el primer kilo por 3.000 euros, pues el anterior lo tenía San Juan de la Arena con 2.113 euros en 2010.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine