Lne.es »
Cangas de Onís pueblo a pueblo

Mestas de Con presume de tejido empresarial

Una tapicería, varios hoteles y una serrería son algunos de los negocios instalados en la villa, que reclama el saneamiento

20.01.2016 | 04:06
Pilar de Con atiende a Jorge Luis Sánchez y Montse Alonso en su bar-tienda de Mestas de Con.

"Para levantar una casa encuentras todo lo necesario sin salir de Mestas de Con". Lo dice el vecino Jorge Luis Sánchez, en referencia a la gran actividad empresarial que registra la localidad canguesa, que cuenta con varios fontaneros, pintores y albañiles entre sus más de doscientos habitantes. La sierra de Ángel Suárez da la bienvenida a quienes se acercan por la N-634 desde la capital canguesa y en el mismo barrio de La Candaliega restaurantes como La Ruta de Cabrales ponen de manifiesto la amplia oferta gastronómica de Mestas, que cuenta con tres hoteles, un albergue y varios alojamientos rurales.

La villa triplica su población en la época estival con la llegada de holandeses, belgas, alemanes, mexicanos o colombianos, que tienen en ella su segunda residencia. "La clave está en las buenas comunicaciones con la playa y la montaña. Mestas es un punto de encuentro. De aquí parte la carretera a Llanu y Gamonéu, a Intriago y Sotu'l Ensertal", explica Tino Tomé, que reside desde hace siete años en la localidad.

En la misma línea se expresa Manuel Sánchez, de 30 años, que hace algo más de una década abandonó Salamanca para instalar una tapicería en Mestas. "Me encanta la zona, en la que de joven veraneaba, y al ver que era un negocio no explotado me vine. No tengo queja, la administración local pronto soluciona las demandas que le planteamos", explica.

La ganadería juega un papel importante de la mano de tratantes como Toño García, que, además, ocupa el cargo de regidor del puerto de la Montaña de Covadonga.

La tienda-bar Casa Luis, que Pilar de Con mantiene abierta desde las ocho de la mañana, hace las veces de centro de reunión. Hasta su antiguo mostrador tallado a mano por un vecino de Beceña se acercan clientes para hacer las compras más diversas: desde un tornillo hasta unas medias, todo tiene cabida en sus estanterías. "Soy la tercera generación de mi familia que regenta el negocio, abierto desde 1939, pero creo que mi hijo, que vive en Dublín, no va a seguir con la tradición", dice. Vecinas como Montse Alonso, del barrio de La Caleyona y que cuenta hasta con peluquería, no quieren ni oír hablar del posible cierre de un negocio tan emblemático.

La demanda más urgente de la localidad, cuyo nombre se traduce como "Mecedura del (río) Güeña", según los vecinos, es el saneamiento. Por el gran número de construcciones tradicionales típicas que guarda, Mestas de Con era conocida como "la villa de los hórreos", según cuenta Sánchez, cuyo abuelo se asentó en la localidad en 1949 tras un periplo por Cuba.

Sánchez es uno de los impulsores de la campaña para conseguir fondos con los que arreglar el cementerio de Mestas. No sólo eso. En su día intentó recuperar el mercado en la plaza de San Pumés, junto a la iglesia en la que en agosto se celebra la fiesta de San Cayetano, "aunque antes también había El Carmen, San Pedro y San Miguel", cuenta. Junto a la plaza se encuentra el parque en el que durante los recreos juegan los 24 alumnos del colegio rural de Mestas de Con, que solicitan una canasta. El comedor lo tienen instalado en el bar Casa María, propiedad de José Manuel Palacios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine