ÚLTIMA HORA
Investigan una explosión en una terminal de autobuses en Manhattan
Lne.es »

San Antonio reparte bendiciones

Infiesto (Piloña), Lue (Colunga) y Bones (Ribadesella) celebraron sus respectivas fiestas en honor al protector de los animales

20.01.2016 | 04:06
Manuel García bendice las mascotas en la Obra Pía de Infiesto, ayer.

En unos sitios los bendijeron y en otros, se los comieron. Así celebraron en diferentes puntos de la comarca la fiesta de San Antonio o San Antón, el patrón de los animales.

En Infiesto, la Hermandad de San Antón organizó una fiesta con una clara protagonista: la cobaya "Cleopatra", propiedad de Marina Escandón. La dueña del simpático roedor no pudo acudir a la cita al coincidir esta con el horario escolar, pero dejó el recado a su madre para que fuera a pedir protección y salud para el animal.

La capilla de la Obra Pía se quedó pequeña para recibir a los numerosos feligreses que asistieron a la liturgia, oficiada por el párroco Manuel García y cantada por José Luis Gallardo. Durante la jornada, el cura hizo hincapié en la importancia de concienciar contra el maltrato animal y de tratar a las mascotas con el respeto que se merecen.

Los componentes de la Hermandad de San Antón, compuesta por un grupo de "jóvenes jubilados", puso el broche final a la jornada con una comida en Sellañu (Ponga). En el concejo de Colunga, la localidad de Lue celebró el domingo sus fiestas de San Antonio, al que sacaron en procesión por los alrededores de la capilla gracias a que el tiempo acompañó. El festejo contó con su ramo y su gocha, aunque no se subastó porque ya nadie cría cerdos.

En la vecina localidad de Sales, también en Colunga, asaron un cordero para los vecinos y amigos presentes. En el concejo de Ribadesella fue la localidad de Bones la que el sábado celebró en honor a San Antón. Lo hicieron con misa, procesión, subasta del ramu, y sesión vermú. La tarde comenzó con juegos infantiles y continuó con juegos populares. Por la noche hubo verbena, espicha gratuita y concurso de bailes.

El próximo fin de semana será la localidad de Cuerres la que honrará a San Antón, a quien se suele dedicar la tradicional "puya". Vecinos y amigos de la fiesta donan diferentes productos gastronómicos, animales y de todo tipo para que sean subastados. Esta labor fue desempeñada durante medio siglo por Miguel Rodrigo, quien falleció pocos días antes de la fiesta hace ahora dos años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine