Lne.es »

La música solidaria de Marc del Valle

Los amigos del artista astur-belga, un enamorado del Oriente, venderán su disco póstumo para ayudar contra el cáncer

27.01.2016 | 04:16
Marc del Valle y Susanna Gutiérrez, el día de San Juan de Tornín, junto al río Dobra.

Cuando Marc García del Valle estaba recibiendo las sesiones de quimioterapia, su forma de relajarse era pensar en las puestas de sol de la playa de Vega, en Ribadesella. Este músico astur-belga con raíces en la comarca falleció hace poco más de dos meses y las ventas del disco que llevaba casi dos años preparando, "Avant la lumière", se destinarán a la lucha contra el cáncer.

Fue el propio artista quien decidió dirigir lo que más amaba, la música, hacia la curación de la enfermedad. "Antes de fallecer, cuando estaba en el hospital, habló con su mejor amigo, Nasser Memic, y le dio unas pautas", explica la prima del artista, Susanna Gutiérrez, quien colaborará en la distribución del disco y con quien él pasaba temporadas. Enamorado de la región y muy en especial del Oriente -su padre era de Muros de Nalón, pero sobre todo visitaba la comarca- García del Valle cumplió cuarenta años una semana antes de fallecer, el pasado 20 de noviembre. Entre sus voluntades también dejó dicho que esparcieran sus cenizas en Cangas de Onís, donde además de antepasados tenía familiares, así como en el vecino concejo de Parres.

Marc del Valle, como se le conocía en el mundo de la música, ocultó a sus familiares el progreso de su enfermedad, pues quería sacar el disco. Pero no pudo y "los amigos fueron los que acabaron sacándolo", relata Gutiérrez antes de enumerar que fue Memic junto a Elia Fragione (una concursante de la edición francesa de "La Voz"), Luis Cueto (también de Cangas de Onís) y Alain Agxracing quienes han financiado la edición del disco. Ahora todo lo que saquen de su venta se destinará a luchar contra la enfermedad que robó la vida a Del Valle, pero no la voz, que seguirá sonando a través de sus canciones. El músico astubelga se dedicó a la música desde pequeño, su única profesión, y estudió en un colegio español en Bruselas donde conoció al nutrido grupo de amigos que todavía están unidos. Visitaba la comarca siempre que podía y la última vez que lo hizo fue en el verano de 2014. Sin embargo, su música acústica y su voz rota seguirán sonando a través de sus amigos, familiares y seguidores, que ya disponen de la web www.marcdelvalle.com para tenerle un poco más cerca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine