Lne.es »

Naranjas en Viña por San Tirso

"Antes se ponían las mujeres a venderlas fuera pero ahora la comisión regala la fruta porque trae salud", dicen los asistentes a la fiesta canguesa

29.01.2016 | 04:14
Varias feligresas portan naranjas y exvotos de cera durante la fiesta de San Tirso, en Viña, ayer.

Las naranjas traen salud en Viña. Al menos eso aseguran los vecinos de esta localidad canguesa de la parroquia de Margolles, que ayer reunieron unos 70 kilos del cítrico en su capilla para celebrar San Tirso. Entre los numerosos feligreses se encontraba Covi Rodríguez, vecina de Ribadesella, que no se pierde la fiesta "por nada del mundo". Rodríguez se presentó en Viña cargada con una caja de 24 kilos de naranjas "para bendecirlas y repartirlas entre los amigos". No sólo eso. En sus manos también portaba un exvoto de cera hecho por un amigo. "Lo traigo en señal de gratitud por mi hijo -es madre del campeón de barrancos Jorge Núñez- que sufrió una caída mala en la montaña y estuvo malín pero se curó", dijo. No fue la única que portó figuras con forma de manos, pies u otras partes del cuerpo para los que los feligreses requerían salud. "Una vecina trajo una cabeza de Fátima. La devoción es grande", aseguró.

La capilla de San Tirso se quedó pequeña con tanta gente que asistió a la fiesta de las naranjas, por lo que los organizadores habilitó megafonía exterior. La misa estuvo oficiada por el padre Aurelio, del colegio Don Orione de Posada, y contó con la asistencia de Marcelino Montoto de la Milagrosa de Gijón y José Luis Sánchez de Covadonga. También acudió el arcipreste de Covadonga, Amaro Balbín, que recordó que el festejo "se remonta al menos al siglo XVIII, cuando Asturias era gran productora del cítrico. En vez de pan, durante la cosecha se ofrecían naranjas a San Tirso".

Entre las incondicionales de la cita se encontraba ayer Tere de Diego. "Antes se ponían las mujeres a vender naranjas afuera pero ahora la comisión las regala porque traen salud", afirmó esta vecina de Arriondas. De Parres llegaba también Mari Carmen Álvarez, que recordó que antaño incluso había procesión del santo. M.ª Ángeles Corteguera tampoco quiso perderse la fiesta "porque es el único día en el que se abre la capilla, restaurada por los Quesada, y porque presta juntarse", una afirmación en la que coincidía con el riosellano José Manuel Fuentes, que fue a "pedir salud para todos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine