Lne.es »

El Pedroso, libre de quemas

Un grupo de voluntarios y ganaderos de la asociación "Proyecto Roble" participa en Onís en una limpieza forestal dentro de un programa contra los incendios

01.02.2016 | 03:51
Sobre estas líneas, el equipo de voluntarios y ganaderos que subió al monte de Onís.

Que otra gestión forestal es posible lo demostraron las dieciséis personas que este fin de semana participaron en una limpieza en El Pedroso, en el concejo de Onís. Lo hicieron dentro del proyecto con el que la asociación "Proyecto Roble" quiere contribuir a la solución del problema de los incendios forestales. El colectivo apuesta por la sustitución progresiva de los pastizales "infrapastoreados" por sistemas que combinen la plantación de determinadas especies de árboles con el aprovechamiento del pasto.

Saben que el camino se hace al andar y por eso están poniendo en práctica su propuesta en el concejo de Onís. Catorce voluntarios y dos ganaderos participaron el sábado en un desbroce que forma parte de este proyecto. "Nos habría gustado que vinieran más ganaderos, pero ahora tienen mucho trabajo con los partos de la reciella y las vacas. En estas fechas hay muy poco pasto en el monte y tienen que ser alimentadas en las cuadras", explica Luisa Ramil, cofundadora de "Proyecto Roble" y una de las participantes.

Voluntarios y ganaderos estuvieron desde las 9.30 hasta las 14.00 horas aproximadamente y desbrozaron unos 4.000 metros cuadrados de un área que todas las partes implicadas han decretado "libre de quemas" en El Pedroso. "Parte de este desbroce formó parte de un cortafuegos y se utilizará para hacer una quema controlada de 1,5 hectáreas, aproximadamente, que harán los Equipos de Prevención de Incendios Forestales (EPRIF)", describe Ramil. Otra parte corresponde a una zona "con buen pasto que estaba siendo ocupada por la cotoya y que evitaba el acceso del ganado", añade. En la zona que se queme se realizará una "resiembra con semilla de pasto recogida en la zona, aprovechando la ceniza de la quema y el estiércol de la reciella que estuvo aquí entre abril y octubre del 2015". La voluntaria relata cómo, por otra parte, este mes de febrero "se repoblará con roble en un marco de plantación muy espaciado para ir creando sistemas silvopastorales que en el futuro eviten nueva actuaciones".

Pero el calendario propuesto por "Proyecto Roble" no acabará ahí, sino que entre abril y mayo se cerrará temporalmente y se volverá a confinar un rebaño de cabra y oveja "que controle lo desbrozado y mantenga la zona limpia durante mucho más tiempo", apunta Ramil. En octubre llegarán las vacas procedentes del puerto de Picos para pastar en esta zona durante el otoño, parte del invierno y la primavera.

"Proyecto Roble" es una asociación sin ánimo de lucro que nace para aportar y poner en práctica nuevas ideas contra los incendios y también para "mejorar la situación socioeconómica de la población rural de un modo sostenible". Al grupo pertenecen personas de distintas sensibilidades: desde ganaderos que están dispuestos a modificar sus modos de uso de los montes públicos para hacerlos más racionales y sostenibles hasta gente sin ningún vínculo directo con el campo que, sensibles al importante deterioro ambiental que se está produciendo en muchos de los montes, ven necesario introducir cambios en la forma de gestionar estos espacios. Juntos están demostrando que el monte puede dejar de ser un foco de llamas para convertirse en lugar de encuentro y desarrollo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine