Las opiniones

Los lastrinos elogian su nuevo centro de salud, pero ven pequeña la sala de espera

Los usuarios estrenaron ayer el equipamiento, largamente demandado, aunque tendrán que aguardar cuatro meses para disponer de ascensor

13.02.2016 | 04:51
Por la derecha, Máximo Villar, Mónica Fernández, Concepción Saavedra, Rogelio Pando, Paula Álvarez, Margarita Pendás, Maruja Conlledo, Celia Rodríguez y Miguel Hornillos, en el nuevo centro de salud.

El nuevo centro de salud de Lastres, ubicado en un bajo de la residencia de mayores, recibió ayer a sus primeros pacientes. Estos vecinos tuvieron que subir por su propio pie el terreno pendiente que va desde el aparcamiento hasta la puerta, pues el ascensor proyectado no estará operativo hasta dentro de tres o cuatro meses.

Las impresiones generales entre los vecinos son de satisfacción por haber llegado al final de una larga lucha civil desde que en 2004 se cerró la Casa del Mar y comenzaron las reivindicaciones para que la atención sanitaria se prestara en un lugar digno. El anterior consultorio, en la calle San Antonio, se precintó dos veces por sendas plagas de pulgas, y la sala de espera era tan pequeña que los vecinos a menudo tenían que esperar en la calle.

El reducido espacio de la sala de espera del nuevo consultorio fue una de las quejas manifestadas por algunos de los vecinos que acudieron a la inauguración. "Es estupendo, es una cosa muy buena que podamos tener de una vez un centro de salud", opina la vecina Mónica Fernández, quien repara en que el espacio para esperar a ser atendido "es un poco reducido. Pero bueno, es lo de menos", añade.

Maruja Conlledo, también lastrina, ve el centro "muy bien en conjunto, pero muy escasa la sala de espera". Esta vecina aprovechó la presencia ayer del alcalde, el socialista Rogelio Pando, para pedirle que habilite la finca contigua a la residencia y el centro de salud de forma que los usuarios puedan salvar el desnivel y exista un paso cómodo hacia el entorno de la iglesia parroquial.

Otra lastrina, Carmen González, defiende que "nunca se debió cerrar la Casa del Mar. No hubiésemos tenido estos problemas". La también presidenta de la asociación de jubilados "Virgen del Carmen de Lastres" afirma que ahora están "contentos" y destaca "lo mucho que se luchó para que llegara esto". Esta pelea también es reivindicada por José Ángel Moro, quien lamenta que las autoridades "se olvidaran de la lucha vecinal" en la inauguración. "Si esto se consiguió fue gracias a la lucha de los vecinos", añade Moro, para quien de otra forma el centro está "muy bien. Es lo máximo a lo que se puede aspirar".

Pando estuvo acompañado, entre otros, por Concepción Saavedra, directora general de Planificación Sanitaria, y por la gerente del área sanitaria sexta, la del Oriente, Margarita Pendás, quien elogió el trabajo del personal del centro de salud, tanto sanitario como de otro tipo. "Hubo una coordinación de lujo", destacó en alusión a la médico de familia Laura Pando, la enfermera Mayte Alonso y la administrativa Manuela Calleja, entre otros trabajadores. Los vecinos y usuarios también resaltaron la calidad de la asistencia sanitaria que presta este equipo, ausente en la inauguración por encontrarse realizando una atención a domicilio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine