Lne.es »

Cangas explota la magia de la lectura

La profesora de Literatura Mariví Díez invita a todo el mundo a participar en su taller porque "leer es una ventana al mundo"

16.02.2016 | 04:09
Mariví Díez, Mario Camus y Luis Salcines, durante el último taller de lectura en Cangas de Onís.

María Luisa Prada, José Luis López Fernández o Fulgencio Argüelles son sólo alguno de los escritores que se han dejado caer por el taller de lectura que la profesora de Literatura Mariví Díez imparte en Cangas de Onís desde 2007. Por eso alumnas como Dolores Álvarez se encuentran "encantadas" con esta iniciativa gratuita y abierta a todos "que permite tocar muchos palos, desde comedias a temas profundos siempre muy bien escritos".

El último invitado al taller de lectura, que se celebra el segundo lunes de cada mes, fue el guionista y director de cine cántabro Mario Camus, con el que exploraron su última obra "Quedaron estas cosas". "Le contamos lo que como lectoras nos había sugerido su obra, basada en pequeños relatos con tintes autobiográficos, fue muy agradable", contó Victoria Fernández, jubilada que participa en el taller desde hace cuatro años.

Díez, que trabajó para la Universidad de Indiana en los Estados Unidos, asegura que el taller es "un lugar de encuentro, un espacio donde experimentar las posibilidades de lectura desde una perspectiva lúdica, aprendiendo y disfrutando". La pauta de selección de libros, indica, es "intentar recoger una variada selección de autores con el objeto de acercarnos a lo más representativo de la literatura española como extranjera, guardando un sitio especial para la literatura de autores asturianos". La lectura compartida "extiende el texto, lo enriquece y lo transforma en otra experiencia", cuenta. "A través de los libros y con las palabras como herramientas utilizamos el lenguaje como potencial creativo y la literatura como fuente de reflexión y conocimiento", esgrime. "En nuestras reuniones no se asiste, solamente, al comentario de un libro, sino a la experiencia de vivir. Al leer, expropiamos lo que leemos y lo trasladamos a nuestras experiencias", afirma. La profesora, que además es cinturón negro de Tai Chi, resalta las posibilidades que la lectura ofrece para viajar sin moverse de casa. "Es una ventana al mundo", asegura. Así durante estos nueve años su decena de alumnos han visitado el Rouen de Madame Bovary y se han hospedado en "Una casa en Irlanda" con Maeve Binchy. En Rusia se dejaron mecer por los cuentos de Chéjov. Incluso han ido "Sin destino" por el Austzwich de Imre Kertèsz y han llegado a la verja del "Palacio azul de los ingenieros belgas". Y Díez invita a este recorrido literario "a todos los que quieran compartir la magia de la lectura".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine