Ribadesella vence al frío con humor

Los esquimales de Porrúa (Llanes) se llevaron el primer premio de los grupos en un desfile marcado por la lluvia y las ganas de diversión de los participantes

16.02.2016 | 18:05
Mónica Sánchez y Elsa Valle, junto a la carroza de "La Casina de Jonathan".

Al mal tiempo, buen sentido del humor entre vecinos y amigos. Los riosellanos no temen al temporal y el viernes por la noche desplegaron sus mejores diseños para disfrutar de una noche de Antroxu llena de nombres propios.

El desfile partió de L'Atalaya y más de uno se pudo preguntar si no se habría equivocado de fecha, pues las tres reinas magas de la polémica cabalgata navideña de Madrid se personaron en la comitiva riosellana. Pese a que la innovación de Manuela Carmena corrió como la pólvora por medios y redes sociales, todavía hubo quien necesitó una explicación del original disfraz, portado por Paci Román y sus amigos.

Igual sensación causó la carroza "La Casina de Jonathan", que emulaba la "escalera de colores" que el fotógrafo Jonathan Hevia propuso para el rincón del barrio de El Portiellu y en el que muchos riosellanos dejaron su impronta con una frase y un color en cada peldaño. En la piel de Hevia se metió Elsa Valle, quien no dejó de retratar con su cámara a todo el que se animó a escribir. En el interior de la escalera, Mónica Sánchez lució un laborioso maquillaje, igual de colorido.

Con todo, ni unos ni otros se llevaron ningún premio en el desfile, en el que los llaniscos arrasaron. Los simpáticos esquimales llegados desde Porrúa se llevaron el primer premio de 700 euros, mientras que el segundo, dotado con 500 euros, se fue para Posada con "Queen". Sí se quedó en Ribadesella el primer premio de las parejas, dotado con 200 euros y que recayó en el dúo (interpretado por "Turi" y un cámara) que interpretó "De Jumera en Jumera", una parodia de un programa de la televisión pública asturiana. Al día siguiente, el sábado, se celebró la fiesta infantil con hinchables, juegos, música y merienda en la carpa instalada en la plaza Nueva, donde tanto viernes como sábado se celebraron sendas verbenas. En la tarde del sábado Ribadesella celebró otra importante tradición antroxera, el Entierro de la Sardina, a la que quemaron en la rampa de la Grúa para gran disgusto de todos los asistentes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine