19 de febrero de 2016
19.02.2016
Lne.es » Oriente »

El albergue de Pintueles volverá a abrir al público en verano

Los vecinos piden que el equipamiento municipal, con 30 plazas de capacidad, mantenga el bar abierto por contrato

19.02.2016 | 05:05
Iván Allende y Genaro Alonso en el albergue de Pintueles.

El albergue municipal de Pintueles volverá a abrir sus puertas al público en verano tras más de dos años en desuso. Así lo aseguró ayer el alcalde de Piloña, el socialista Iván Allende, que trabaja estos días de manera conjunta con técnicos y vecinos de la zona en la elaboración de un pliego de condiciones que permita sacarlo a licitación en primavera. "Tenemos un primer borrador pero aún falta por fijar el precio base de alquiler, que no será muy alto", adelantó el regidor socialista. El documento recogerá dos condiciones impuestas por los lugareños: que funcione como albergue y que además tenga abierto el bar. "Creemos que es indispensable que esté el bar abierto para dar un poco de vida al pueblo porque desde que cerró la última vez no teníamos dónde echar la partida ni hacer cenas de confraternización", explicó el presidente de la junta vecinal, Genaro Alonso, que fue reelegido en el cargo en una asamblea celebrada el pasado 27 de enero.

Se cierran así las puertas a la creación de un centro infantil. Y es que en un primer momento, vecinos de Cabranes solicitaron las instalaciones con el objeto de poner en marcha un centro social con actividades para los más pequeños basadas en métodos de pedagogía activa. "Las condiciones de tener el bar abierto hacen que descartemos alquilarlo. Seguiremos buscando unas instalaciones en Cabranes o en Piloña adecuadas para que los peques aprendan según su propio desarrollo sin atender directrices", explicaron los promotores.

La construcción de Pintueles funcionó en su día como escuela pública pero fue rehabilitada como albergue a finales de los años 90, según explicó el alcalde piloñés. El edificio, emplazado a siete kilómetros de la capital piloñesa, tiene una capacidad de 30 plazas y está dividido en tres plantas. En la parte baja se encuentra además de la recepción una sala polivalente, un bar-comedor, la cocina, la despensa y los aseos. En la primera planta hay habitaciones de cuatro camas (dos literas cada una) y cuenta con un baño para cada tres habitaciones. El tercer piso lo completa un bajo cubierta. "Antes venían muchos grupos de chavaletes a quedarse al albergue y marchaban encantados. A parte del alojamiento sirve para organizar muchas actividades y por eso creemos que va a dar mucha vida a los vecinos de Pintueles y Cadanes", coinciden Allende y Alonso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine