Lne.es »

La igualdad, cosa de la Prehistoria

Una exposición en Ribadesella defiende con dibujos la tesis de que el triunfo de la evolución humana se debió a la cooperación de mujeres y hombres

21.02.2016 | 12:23
Sobre estas líneas, Elena Molina se dirige al público que asistió a la inauguración. A la izquierda, la ovetense Eva Inclán mira la ilustración del parto asistido, y a la derecha, dibujo que refleja la crianza compartida que se atribuye a aquellos grupos.

"Hemos llegado hasta aquí porque somos un grupo y todos en conjunto hemos triunfado en la evolución". Con estas palabras sintetizó ayer Elena Molina, coordinadora del centro de arte rupestre de Tito Bustillo de Ribadesella, la exposición "Evolución en clave de género", que se podrá ver en el equipamiento hasta el 30 de marzo.

La muestra ha sido elaborada por el Consorcio del Centro Nacional de Investigación de la Evolución Humana (CENIEH) y está compuesta por una serie de ilustraciones de Eduardo Saiz Alonso. Acompañadas por textos explicativos, repasan la evolución humana fijando la atención en la importancia que tanto hombres como mujeres y sobre todo su trabajo cooperativo tuvieron en este proceso.

Molina incidió en que "no existen evidencias científicas para atribuir unas determinadas tareas a los hombres o a las mujeres". Esto, que puede parecer sencillo, va contra los estereotipos que la educación, tanto familiar como formal, han construido en la mentalidad colectiva. La coordinadora puso un ejemplo e invitó al público asistente a imaginar unas manos prehistóricas tallando o creando una pintura rupestre y añadió que lo más inmediato es pensar en un hombre.

La exposición rebate esta suposición y realza lo importante que fue la cooperación de ambos sexos y como grupo en la evolución de la especie. Estampas como el parto asistido -que se complicó al adoptar la posición bípeda- y la lactancia y crianza colectiva del homo heidelbergensis (que surgió hace más de 600.000 años y perduró al menos hasta hace 200.000) acompañan al espectador en un interesante viaje.

"Demuestra que tenían mucha más igualdad que nosotros, porque tan importante era el que cuidaba de los niños como el que traía comida", valoró Mónica Ribelles, de Oviedo, que encontró la muestra "muy interesante" y apuntó: "Si cierro los ojos pienso en Lucy (la Australopithecus afarensis con de 3,2 millones de años de antigüedad) y quizás las próximas generaciones piensen más en la mujer primitiva".

A Eva Inclán, también de la capital asturiana, la exposición le gustó "muchísimo" y el único pero que le puso fue el diferente color de los pechos de las mujeres en los dibujos. "Creemos que el hombre lo hacía todo, pero ahora se demuestra que no", añadió la espectadora. En efecto, ni está demostrado que la caza fuera una tarea exclusivamente masculina ni que la recolección fuera sólo cosa de mujeres. Los investigadores piensan, además, que en el cuidado de la prole, de los niños, los mayores y los enfermos, intervenía el grupo como tal, no se trataba de una tarea desempeñada sólo por las mujeres. Fue en este comportamiento colectivo y cooperativo donde radicó el éxito de la especie y este ha de ser el antídoto contra las actuales diferencias de género.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine