Ponga, al borde de la quiebra

El Ayuntamiento, con más de un millón de deuda heredada de los gobiernos de Foro, no podrá salir adelante sin ayuda externa, según la alcaldesa, Marta Alonso

02.03.2016 | 04:12
Marta Alonso, ayer, en el balcón del Ayuntamiento de Ponga, con el Tiatordos al fondo.

El Ayuntamiento de Ponga está "al borde de la quiebra" y sin ayuda externa "no podrá salir adelante". Lo reconoce la alcaldesa, Marta Alonso, del PSOE, que achaca esta situación a la herencia recibida de Foro. Con los tributos embargados por el Ministerio de Hacienda, dos créditos solicitados hace años para saldar la millonaria deuda a proveedores que habrá que empezar a pagar en agosto, 180.000 euros en facturas pendientes de la anterior Corporación, cerca de 100.000 euros de deuda con Aqualia (empresa encargada de la depuración y cloración de aguas), cotizaciones a la Seguridad Social de ejercicios anteriores aplazadas (empezaron a ser pagadas en enero), un remanente negativo de tesorería de 300.000 euros y empresas que llegan al Ayuntamiento reclamando el pago de facturas de las que no existe documentación, ni en muchos casos constancia de adjudicación, el Ayuntamiento de Ponga se enfrenta al momento más dramático de su historia.

El equipo de gobierno (PSOE y PP) aplica una "economía de guerra", con los gastos en el "mínimo vital básico": nóminas, cotizaciones, alumbrado, teléfono del Ayuntamiento ("mi móvil lo pago yo", destaca la Alcaldesa), material de trabajo y poco más. Y mientras, espera un gobierno central estable con el que negociar la refinanciación de la deuda por el plan de pago a proveedores (ahora en periodo de carencia). Porque si no se logra esa refinanciación, en agosto habrá que empezar a pagar 27.000 euros de la primera fase y en octubre casi 21.000 de la segunda. Unos pagos "inasumibles" para un ayuntamiento que tiene embargado el 50 por ciento de sus tributos los meses "normales" y, como si de una propina se tratara, el 70 por ciento en marzo, junio, septiembre y diciembre.

Todo ello hace que resulte imposible contratar obras, se lamenta la regidora, quien subraya la ayuda que está prestando el Gobierno del Principado. ¿Cómo se ha llegado a esta situación? Marta Alonso lo tiene claro: sus dos predecesores en la Alcaldía, ambos de Foro, "dilapidaron a manos llenas, gastaron de más y gestionaron mal, porque el concejo sigue lleno de carencias. Es una vergüenza, añadió".

Dos días después de asumir el cargo tuvo que afrontar el pago de 60.000 euros. Y el anterior gobierno ni siquiera solicitó la parte subvencionada del contrato con Aqualia. "Cuando llegué hacía más de un año que no se cobraban las facturas de teleasistencia, catering y ayuda a domicilio. Ni siquiera sé si mañana llegará alguna sentencia perdida más. Y hay proveedores que no me quieren abastecer", señaló la Alcaldesa, quien denunció que con más de un millón de deuda en Ponga hay "postes de la luz podridos, traídas de agua dañadas, carreteras en mal estado..." Pese a todo, Marta Alonso afirma que se levanta "cada día" con el firme objetivo de "pelear para que no se salgan con la suya: que el PSOE y el PP fracasen en su intento de sacar el concejo adelante".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine