El PORNA exige informe de impacto para el parking de los bufones, según Medio Ambiente

La Consejería quiere comprobar la afección del proyecto al paisaje y a bienes culturales y determinar cómo quedará la zona

03.03.2016 | 04:01
Los trabajos para acondicionar la parcela en la que se instalará el autocine, ayer.

El proyecto para habilitar un aparcamiento disuasorio en las inmediaciones de los bufones de Llames de Pría, que impulsa el Ayuntamiento de Llanes, requiere una evaluación preliminar de impacto ambiental (EPIA) porque así lo dispone el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de Asturias (PORNA), según indicó ayer la Consejería de Medio Ambiente. Técnicos municipales llaniscos señalaron días atrás que esta exigencia no tiene "ni pies ni cabeza".

Aunque la parcela comunal de La Rotella tiene 9.800 metros cuadrados y, en principio sólo si superase los 10.000 debería someterse a evaluación de impacto ambiental simplificada, la Consejería consideró que debe tramitarse el EPIA por exigencia del PORNA, que en su artículo 7.2 lo exige para "aquellas actividades y proyectos de desarrollo turístico, forestal o agropecuario con incidencia en el medio natural" Y añade: "se entenderá que revisten incidencia en el medio natural las acciones que impliquen una transformación de las condiciones actuales del área, por suponer la implantación de un uso nuevo o un incremento significativo y manifiestamente sensible de los que vinieran realizándose habitualmente". Medio Ambiente aseguró que siempre se exige EPIA en casos similares al llanisco para comprobar su afección al paisaje y a bienes culturales, y para determinar cómo quedará la zona. El Ayuntamiento ya está elaborando el EPIA.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine