16 de marzo de 2016
16.03.2016

Un desprendimiento obliga a cortar un carril de la Transcantábrica en Ribadedeva

Una pala trabaja en la zona de El Peral desde el miércoles para retirar la tierra caída

16.03.2016 | 14:09
Sobre estas líneas, una pala trabajando. A la izquierda, parte de la tierra desprendida en El Peral.

Los trabajos para retirar un argayo en la autovía del Cantábrico a su paso por la localidad de El Peral, en Ribadedeva, mantuvieron ayer cortado durante buena parte del día un tramo de unos doscientos metros del carril derecho de la autovía del Cantábrico en dirección a Santander, a su paso por esta localidad. Una máquina retroexcavadora se ocupó, junto un camión y varios obreros, de retirar la tierra caída. El desprendimiento tuvo lugar en el subtramo Unquera-La Franca, él último tajo abierto de la Transcantábrica en Asturias, inaugurado por el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, el 30 de diciembre de 2014.

Todo indica que las fuertes lluvias caídas durante la pasada semana han provocado el desprendimiento. "Llovió una barbaridad. La obra está hecha relativamente desde hace poco tiempo y se hizo a toda velocidad. Igual ha tenido algo que ver", manifestó un lugareño. La tierra cayó en varios puntos de la ladera situada a escasos metros de la salida del falso túnel de El Peral, por cuya parte superior transita la carretera que da acceso a la localidad de Pimiango. El material caído como consecuencia del argayo dañó una pequeña parte del quitamiedos. Ni siquiera la malla metálica que forra la ladera para evitar este tipo de situaciones fue capaz de sujetar el alud.

Según explicaron varios vecinos, este último argayo, consecuencia de las lluvias, no es el primero que tiene lugar en esta zona pues a comienzos de año también fue necesario retirar otro desprendimiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine