El palacio de Quirós apuesta por Maderas Unquera para su nueva imagen

Ayer se presentó el recién rehabilitado edificio de la Universidad, en el que destacan la calidad de la carpintería externa y el tejado

23.03.2016 | 10:02
Detalle de las ventanas del palacio de Quirós tras la reforma.

El ovetense palacio de Quirós estrenó ayer, entre otras muchas novedades y mejoras, unas fantásticas ventanas y nueva techumbre de lujo, todo integrado en las obras de rehabilitación que su propietaria, la Universidad de Oviedo, ha puesto en marcha con un presupuesto al que ha destinado 830.000 euros y que incluyen la rehabilitación de las fachadas, las cubiertas, mejorar la accesibilidad y remodelar la planta bajocubierta de la sede del Consejo Social, máximo órgano decisorio de la institución académica y con dependencias como el registro general y la gerencia.

En líneas generales, la profunda rehabilitación permitirá acercarse al estado original del edificio y mejorar las condiciones de impermeabilidad y el aislamiento térmico. También se habilitó una escalera contra incendios, para aumentar la seguridad de los trabajadores, y se incorporó un ascensor. A esto se sumarán la rehabilitación, consolidación y restauración de las fachadas del histórico inmueble, «en especial de su escudo heráldico, con el fin de evitar el desprendimiento de cascotes a la vía pública y la pérdida de la talla de la piedra». El tejado se ha cubierto con madera de abeto laminado y se ha cambiado completamente toda la carpintería interior, colocándola de castaño, tanto las ventanas como la gran galería. Estas últimas obras fueron realizadas por una empresa cántabra, Maderas Unquera, especializada en ofrecer una amplia gama de productos, desde los más avanzados a los más tradicionales, pudiendo adaptarse a todo tipo de trabajos.

Maderas Unquera presta especial atención a todos los procesos por los que pasa la madera antes de llegar a sus talleres, utilizando materia prima de bosques regulados por ley y gestionados con métodos forestales sostenibles, disponiendo de certificados de calidad y procedencia que avalan sus posteriores trabajos.

Una vez el producto ha llegado a sus instalaciones, combinan las técnicas más artesanales con la maquinaria y software más avanzados del sector, consiguiendo que el producto final llegue a su destino con unos acabados y calidades excelentes. Facilitan y gestionan los medios necesarios para el diseño, mecanizado e instalación de todo tipo de estructuras, carpinteria exterior e interior, reduciendo plazos de ejecución, riesgos y molestias.

En carpinteria exterior, el empleo de madera laminada, buenos acabados de perfilería, herrajes, acristalamiento y barnices al agua son detalles que mejoran sustancialmente la funcionalidad de una ventana o puerta, consiguiendo un producto más estable, eficaz y duradero.

La madera como elemento constructivo de gran nobleza

De la importancia que la madera ha tenido en el pasado dan fehaciente muestra los cientos de edificaciones históricas y cascos urbanos que han hecho uso de este material como elemento estructural. El rápido desarrollo de la industria de otros materiales como el acero y el hormigón armado han traído consigo el paulatino desuso de la madera. De hecho, hasta marzo de 2006 no había ninguna normativa nacional de referencia obligada que regulara el cálculo estructural de madera. Esta situación ha cambiado drásticamente en el último decenio con la aparición del Eurocódigo 5 y más recientemente con el Código Técnico de Edificación, precisamente en un momento en el que los gobiernos europeos, para alcanzar los compromisos del Protocolo de Kyoto, están promocionando el uso de la madera en la construcción, basándose en su gran capacidad fijadora de CO2 y su positivo efecto de reducción de la huella ecológica dejada por el proceso edificatorio.

La madera puede afirmarse que es un material renovable y reciclable, cuyo uso creciente no sólo favorece la persistencia de nuestros bosques y la reforestación de grandes superficies de terreno antiguamente dedicadas a la agricultura y hoy completamente abandonados, además genera efectos medioambientales positivos en nuestro clima, así como en la seguridad y salubridad de las edificaciones en las que es incorporado.

Además de los beneficios que las plantaciones y bosques traen consigo durante el proceso de crecimiento de la madera (fijación del CO2 de la atmósfera, regulación del ciclo hidrológico, protección frente a la erosión hídrica y eólica, mantenimiento de la vida silvestre y la biodiversidad), este material presenta una serie de propiedades.

Más información: www.maderasunquera.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine