El "selfie" seguro triunfa en Cangas de Onís

Los muchos turistas de estos días celebran la ampliación de la acera para retratarse sin pisar la carretera frente al puente "romano"

23.03.2016 | 04:22
Desde arriba, Carlos Viñallonga y Chari Lucas se hacen un "selfie" en la nueva acera del puente "nuevu", con el puente "romano" de Cangas de Onís al fondo; en el medio, Loli Villa y Raquel Gallardo, y sobre estas líneas, los madrileños Pablo Muñoz y Mireia Cuito, fotografiándose.

La segoviana Loli Villa se hizo ayer su primer "selfie" seguro con el puente "romano" de Cangas de Onís junto a su amiga Raquel Gallardo. Como la mayoría de los turistas que estos días abarrotan la ciudad, ambas aplauden que se haya ampliado la acera del puente "nuevu", frente al "romano", lo que evita que la gente tenga que invadir la carretera -bastante transitada de coches- para hacerse la foto.

"Antes era demasiado estrecha y era difícil circular con un carrito para bebés. Viniendo con niños te quedas más tranquila porque da más seguridad esta amplitud", dijeron. En la misma línea se expresaron los sevillanos Raúl Lorenzo y Manuel Sempere, que ayer no dudaron en hacerse una foto con sus hijos Nicolás y Mario frente al puente "romano" "porque es una parada obligatoria". La iniciativa también es aplaudida por Silvia Sánchez y el pequeño Urba Molero, de Albacete, que eligieron Cangas de Onís para pasar la Semana Santa por su buena gastronomía y los precios competitivos.

Los catalanes Lorena Simón y Aureli Díaz celebraron que la acera ganara terreno a la carretera N-625 (pasó de dos a cuatro metros ) por seguridad. "Ahora sólo falta que pongan una valla para que los críos no salgan a la carretera", dijeron. Estos vecinos de Barcelona abogaron por no poner mobiliario en los 100 metros de tramo ampliado como bancos "porque estorbaría al tránsito". También se estrenaron en la comarca oriental los madrileños Pablo Muñoz y Mireia Cuito, que permanecerán en un spa de Benia de Onís hasta mañana. "El puente 'romano' era una parada obligatoria y con esta reforma el entorno luce bonito y es más seguro. Está bien así sin bancos", coincidieron los jóvenes antes de hacerse la foto de rigor.

Para los catalanes Carlos Viñallonga y Chari Lucas fue la primera vez y no dudaron en hacerse un "selfie" seguro con el puente "romano" como telón de fondo. "Es un reclamo y así la gente pasea más tranquila. No creemos que dificulte la fluidez del tráfico", apuntó la pareja, que se aloja hasta hoy en El Repelao.

La obra de ampliación cuesta más de 80.000 euros que se financia con ayudas del parque nacional de los Picos. Para concluir los trabajos, sólo faltan los últimos remates como asfaltar la vía N-625, cuyos carriles serán más estrechos. El Ayuntamiento estudia modificar la curva de entrada a la ciudad para mejorar la fluidez del tráfico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine