Lne.es »

Ribadesella muestra sus tesoros

Los ocho recorridos guiados y gratuitos que se ofertan tienen un gran éxito entre los turistas que estos días visitan el concejo

25.03.2016 | 04:29
Emilio Ureta -izquierda- señala el punto donde comenzaba el muelle antiguamente.

Si uno se va de Ribadesella sabiendo que en determinada puerta de la calle Oscura se guardaba hace décadas el caballo del barrendero o bajo qué canalón del casco histórico se hallaron los muros del antiguo muelle, es que ha aprehendido algo especial y único, uno de los tesoros que se desvelan en las visitas guiadas que Emilio Ureta realiza estos días en ocho itinerarios diferentes.

Las dos perlas del ejemplo corresponden a la visita por el casco histórico, pero los turistas pueden disfrutar de otros siete recorridos gratuitos por el corazón del concejo: la lonja, el puerto pesquero, el centro de Tito Bustillo, el paseo indiano, la iglesia de Moru y una que no se podía realizar desde hace un año, las huellas de dinosaurios de La Punta'l Pozu, en la playa de Santa Marina. Las visitas se realizan con reserva previa y sólo el sol hizo que algunos pases no tuvieran las 25 plazas completas.

Algunos turistas incluso repitieron, como los segovianos Jaime y María José Arribas, que por la mañana siguieron el paseo indiano -por la zona de la playa- y por la tarde conocieron de cerca el casco histórico. Del paseo indiano les encantaron "los humedales", aunque "es una pena que no esté más acondicionado", lamentó Jaime Arribas, antes de celebrar que, "por lo menos, algo respetan". Ni él ni su acompañante habían estado en el concejo antes y se quedarán hasta el domingo, tiempo suficiente para apreciar sus encantos.

El grupo entero quedó maravillado con el paseo por la Ribadesella más antigua, donde de la mano de Ureta supieron que "El Portiellu era el barrio adonde se trasladaba la gente de las aldeas, que intentaba reproducir la forma de vida que dejaban atrás", como describió el guía, capaz de captar la atención de mayores y niños.

Supieron, además, que Ribadesella ocupa en la actualidad el doble de espacio que en sus inicios y se trasladaron al momento en que el agua llegaba hasta el inicio de El Portiellu. Héctor Castro, de Madrid, ya conoció la villa con sus dimensiones actuales, pero ayer regresó veinte años después de su primera visita. "Se ve el avance que ha tenido", apreció el turista, que se mostró encantado con la visita guiada.

La actividad continuará hasta el lunes y hoy se visitará a las 11.00 y a las 18.00 horas la lonja, a las 12.00 y a las 16.30 horas el casco antiguo y a las 13.00 el puerto. El sábado se visitará a las 11.00 horas la lonja, a las 12.00 y 16.30 el casco antiguo, a las 13.00 horas el puerto y a las 18.00 horas la iglesia de san Salvador de Moru, en Nocéu. El domingo a las 11.00 se hará el paseo indiano y a las 13.00 horas se visitarán las huellas de dinosaurios. Los visitantes también podrán disfrutar de la 27.ª edición de las Carreras de Caballos Playa de Santa Marina, que comenzarán hoy, a partir de las 11.30 horas. Las competiciones rendirán homenaje al jinete fallecido Tino del Valle y al también desaparecido José María González Remis, miembro de la organización, y tras ellas habrá un espectáculo ecuestre. Las carreras continuarán mañana a partir de las 12.00 horas en la playa riosellana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine