Los juicios civiles del "caso Bankinter" comienzan el viernes en Cangas de Onís

Los afectados reclaman al banco un millón de euros por los manejos ilegales de su agente Jesús Lobato, ya fallecido

12.04.2016 | 05:02
Protesta de afectados por el "caso Bankinter", en febrero de 2015, ante la sede central del banco, en Oviedo.

Los juicios civiles del "caso Bankinter" comenzarán el viernes en Cangas de Onís, tras decidir la juez instructora el aplazamiento de uno y la suspensión momentánea de otro por la falta de un informe pericial. El viernes, por la mañana, se celebrarán los tres primeros juicios, a las nueve y media, once y media y doce y media, mientras que los demás, hasta 16, se sucederán durante las siguientes semanas, previsiblemente hasta el mes de junio.

Los afectados, todos ellos representados por el despacho "Espacio Legal, del abogado gijonés Marcelino Tamargo, conocido popularmente como "El terror de los bancos", reclaman en conjunto alrededor de un millón de euros a Bankinter por los manejos ilegales del que fuera su agente en Cangas de Onís Jesús Lobato, ya fallecido. Entre los acusados estarán también la viuda y el hijo del autor de una estafa cifrada en 1,98 millones a unos 60 clientes. Bankinter ya regularizó la situación con cerca de medio centenar de afectados. Algunos de los afectados que han llevado al banco a juicio cobraron pequeñas cantidades de dinero, pero no todo lo que reclamaban.

Los tres juicios que se celebrarán el viernes tienen como denunciantes a clientes de Bankinter que reclaman 56.000, algo más de 20.000 y 8.000 euros. El fallecimiento de Jesús Lobato en enero de 2014 provocó la extinción de la vía penal y condujo a la apertura de la vía civil, a la que los abogados de los afectados han llevado a los presuntos cómplices, copartícipes o colaboradores, así como a aquellas personas que pudieron aprovecharse del dinero sustraído por Jesús Lobato. El que fuera agente de Bankinter en Cangas de Onís fue detenido en 2013, tras conocerse sus manejos ilícitos, que reconoció en sus declaraciones ante la Policía Judicial y ante la juez, y acusado de los delitos de estafa, continuado de apropiación indebida, falsedad documental y usurpación del estado civil.

En un principio anunciaron que recurrirían por la vía civil 28 afectados, aunque tras regularizar la situación la entidad bancaria con varios de ellos, al final so 16, que señalan a Bankinter como responsable civil subsidiaria de la estafa por la ausencia de controles internos y por la supuesta existencia de auditorías internas que señalaban irregularidades en los movimientos del exagente desde varios años antes de que estallara el escándalo. Lobato, según sus propias declaraciones, operó con dinero de sus clientes, sin su permiso, durante varios. El escándalo financiero se destapó en enero de 2013, cuando Bankinter citó a varios clientes para regularizar sus cuentas y productos bancarios. La auditoría interna del banco concluyó que habían desaparecido 1,98 millones. Lobato fue detenido y trasladado a la cárcel de Villabona el 14 de febrero de 2013. Su salud se deterioró en la prisión a pasos agigantados, lo que condujo a su fallecimiento 11 meses después.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine