Sanz Montes: "La Santina nos enseña a mirar la vida, que merece la pena"

El Arzobispo bendijo a decenas de niños en el tercer encuentro con las familias

24.04.2016 | 05:01
Jesús Sanz Montes, al fondo, durante el encuentro de familias de ayer en Covadonga.

"Una foto inusual". Es lo que el arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, vio ayer en la Santa Cueva cuando se dispuso a bendecir a los niños en el tercer encuentro episcopal con las familias, organizado desde la parroquia de los Santos Apóstoles de Oviedo y en el que participaron más de doscientas personas.

La idea inicial era llegar al santuario de Covadonga caminando desde el parking de Muñigo, pero las lluvias obligaron a los peregrinos a desistir y desplazarse en autobuses y coches particulares. Esto no alteró el programa, que comenzó con la bendición en la cueva de las decenas de niños que acudieron, a los que el arzobispo explicó: "La Santina nos enseña a mirar la vida cuando viene bien y estamos contentos o cuando se presenta dura; pero vale la pena mirarla". Tras la imposición de manos hubo un acto para toda la familia en el salón, luego una comida de confraternización y por la tarde magia y otros juegos para los niños. La jornada concluyó con la Eucaristía en la Basílica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine