Lne.es »

El Muja retrocede 152 millones de años

El museo celebra el Día de la Tierra con la visita guiada a las piezas asturianas y a los laboratorios y con proyecciones especiales

25.04.2016 | 11:01
A la izquierda, García-Ramos explica a los asistentes algunas nociones sobre el Jurásico asturiano. Sobre estas líneas, los racinguistas Mónica Sardina, Teo y Fran Palacio en el interior de la cúpula.

En la Asturias jurásica, hace 152 millones de años, no se celebraba el Día de la Tierra, pero la vida se agitaba en el planeta al igual que lo hace ahora. La celebración, que comenzó a hacerse el 22 de abril de 1970 por una iniciativa del senador estadounidense Gaylord Nelson, tuvo repercusión este fin de semana en el Museo del Jurásico de Asturias, donde la rememoraron con varias actividades.

Hubo visitas guiadas a la sala del Jurásico asturiano, de la mano del director científico del museo, José Carlos García-Ramos, y también a los laboratorios donde trabajan él y Laura Piñuela, la otra integrante del equipo. El programa se completó con las proyecciones de la "nanocam", una cámara capaz de filmar como un microscopio, "a nivel celular, que es como se diferencian los reinos". La explicación es de la cántabra Mónica Sardina, una de las espectadoras de la mañana, quien se introdujo con su familia en la cúpula donde se realizaron las proyecciones.

Sardina y su marido, Fran Palacio, acompañados de su hijo, el pequeño Teo, se trasladaron en realidad "para ver al Racing", que jugaba en Villaviciosa contra el Lealtad. "Es un motivo más prosaico, pero hay que decir que hemos elegido entre el museo y la Folixa de la sidra de Ribadesella", bromeó Fran Palacio. La proyección se emitió de forma ininterrumpida cada media hora, mientras que la visita por el Jurásico asturiano y a los laboratorios se hizo sólo por la mañana. Esta segunda actividad se hizo en sustitución a lo programado inicialmente, una salida también guiada para conocer las huellas de dinosaurios de la playa de La Griega, que se suspendió porque las intensas lluvias caídas durante toda la mañana la hacían peligrosa.

García-Ramos explicó a los interesados en el Jurásico asturiano las principales características de la costa comprendida entre Gijón y Ribadesella, donde están las formaciones de Tereñes, La Ñora y Vega, Rodiles, Gijón y Lastres. Además de las nociones geológicas y la información sobre las especies halladas en estos acantilados, les habló de curiosidades como el hallazgo de petróleo en algunas rocas generadas en la primera mitad del Jurásico o las "brechas de colapso", una formación de roca calcárea que ha ocasionado dificultades en construcciones modernas como el túnel de Villaviciosa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine