09 de junio de 2016
09.06.2016

El PSOE asume su responsabilidad por la licencia del Kaype, pero cree que "era legal"

Los socialistas critican la actuación del actual gobierno cuatripartito en el caso del hotel

09.06.2016 | 01:41

El PSOE y el Grupo Socialista de Llanes asumieron ayer su responsabilidad en la aprobación de la licencia de obras otorgada en 2013 para ampliar el hotel Kaype, situado en primera línea de la playa de Barru, que fue anulada por los tribunales, lo que ha desembocado en una orden judicial de derribo. Los socialistas destacan que la licencia fue en el momento de su aprobación "totalmente ajustada a derecho, porque contaba con todos los informes técnicos y jurídicos favorables" y con el beneplácito de la CUOTA, que estableció que el suelo afectado era urbano "y por lo tanto la competencia para otorgar la licencia, única y exclusivamente municipal".

"El Ayuntamiento se encontraba en la obligación de otorgar la licencia solicitada por la propiedad, pues "de no haberlo hecho, hubiera recaído en supuesto delito de prevaricación", señaló el PSOE, que destacó que es "el mismo caso" que el del chiringuito de la playa de El Sablón, cuya licencia de apertura ha sido recientemente otorgada por el actual gobierno llanisco.

El PSOE destaca que todo lo relacionado con el "caso Kaype" desde el 13 de junio de 2015 ha sido gestionado por el cuatripartito, incluida la presentación de un incidente de ejecución de la sentencia que ordenó demoler lo ilegalmente construido en el Kaype. El PSOE destacó la "incorrecta presentación de las actuaciones por el Ayuntamiento", pues, como señalaron los jueces, no indicó "la causa de la misma", "si era por imposibilidad legal o material o ambas" y no aportó "informe técnico ni jurídico".

El PSOE acusa al cuatripartito de haber desechado el Plan General que tramitaba el anterior gobierno local, pues si se hubiera seguido con la tramitación, el Ayuntamiento tendría un argumento a su favor para solucionar el "caso Kaype". La ausencia de planeamiento provoca , además, "que Llanes se quede con más de 500.000 metros cuadrados de suelo urbano no consolidado sin poder desarrollarse", dice el PSOE, que destaca que el futuro planeamiento debe contemplar "que Barru es urbano desde el año 1990", por lo que "lo que ahora se habrá de demoler" se podría "volver a construir cuando exista un nuevo plan. Hacer lo contrario podría traer consecuencias importantes", añade el PSOE.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine