05 de julio de 2016
05.07.2016

Llanes denuncia la adjudicación irregular por el PSOE de actividades para jóvenes y mayores

La mancomunidad con Ribadedeva pagó 160.000 euros desde 2012 a una asociación por organizar Espacio Joven, sin que exista contrato alguno

05.07.2016 | 01:50

La mancomunidad Llanes-Ribadedeva pagó desde el año 2012 a la asociación El Patiu más de 160.000 euros, sin que entre este colectivo y el ente público existiese ningún contrato ni convenio de colaboración, según denunciaron en la jornada de ayer la edil de Educación, Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Llanes, Marisa Elviro, y la de Bienestar Social, Soledad Celorio. A esta presunta irregularidad hay que sumar que desde el mes de junio de 2012 El Patiu recibía también 1.250 euros al mes, sin mediar contrato ni convenio alguno, por organizar las actividades de Espacio Joven, la oferta de ocio juvenil alternativo que se celebra cada fin de semana en el Casino de Llanes.

Las supuestas irregularidades se completan, según desvelaron ayer las dos concejales del cuatripartito, con el pago de 713 euros al mes, también desde 2012, a una animadora autónoma que trabaja ocho horas a la semana en el Centro Social de El Rinconín en Llanes y el Centro Cultural de Vidiago sin que tampoco existiese ningún vínculo laboral.

El cuatripartito resaltó que no tiene nada en contra de El Patiu, ni de la animadora. "Consideramos que son víctimas de esta situación, no culpables. No entramos a valorar si fue mucho o poco lo que percibían pues depende de las personas que trabajan y de las actividades que hacen. El trabajo de El Patiu es muy importante y lo reconocemos. Lo que no vemos lógico es el sistema dentro del cual se desarrolla su actividad y eso es lo que queremos regularizar. Había una situación de alegalidad o de irregularidad. Los pagos eran importantes y no hay un papel que diga en concepto de qué se daba esa cantidad ", señalaron las ediles.

Celorio desveló que en mayo de 2012 se firmó el último contrato para la gestión de Espacio Joven con una empresa denominada Luna. Desde junio de ese año la gestión, sin contrato de por medio, pasó a El Patiu.

La edil de Cultura, Marisa Elviro, aseguró que se percató de estas presuntas irregularidades al cumplirse un año de la llegada al Ayuntamiento del cuatriparito, cuando preguntó si se necesitaba renovar el contrato de colaboración entre El Patiu y el Ayuntamiento y los servicios técnicos municipales desvelaron que no existía ningún vínculo. El cuatripartito anunció que tras el verano sacarán a licitación estos contratos para que otros colectivos puedan optar a la gestión de las actividades en las mismas condiciones. "Queremos poner luz y taquígrafos en todo el proceso", indicaron.

De momento y para no paralizar las actividades que ofrecen El Patiu y en El Rinconín el Ayuntamiento ha firmado sendos contratos temporales para que el tiempo que tarde este proceso en licitarse, exista un respaldo legal con el que se puedan justificar los pagos. "No queremos que los niños con los que trabaja El Patiu o los mayores del centro social del Rinconín se vean perjudicados por un cese repentino de la actividad. Hemos podido saber que con El Patiu, en su día, hubo un borrador de convenio que nunca se llegó a firmar", subrayó Elviro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine