07 de julio de 2016
07.07.2016
Lne.es »

Colunga y Caravia, plató musical

La banda "Alberto & García" grabó en el Sueve, La Espasa, el faro de Luces y el pueblo de Libardón su último disco, "Voladores", y el documental que lo acompaña

07.07.2016 | 04:16
El equipo durante el rodaje en el Sueve.

Una "zona vital" y "la casa, en el sentido más amplio". Esto es la sierra del Sueve, la playa de La Espasa, el faro de Luces y el pueblo de Libardón (Lliberdón) para el músico Alberto García, que los eligió para grabar su último disco, "Voladores" y el documental que lo acompaña.

Nacido en La Felguera, criado en Oviedo y "de Libardón", la familia de García tiene una casa indiana en esta localidad, adonde acude desde que es pequeño junto a su primo Dámaso García, encargado de la batería en "Alberto & García". El resto de integrantes de la banda también se conocen "de toda la vida" e incluso Cristian Leiva, el bajo, llegó a sus vidas hace catorce años.

Entre los concejos de Colunga y Caravia han compartido muchas vivencias, parte de ellas recogidas en "Voladores" y por eso no concebían que el disco pudiera grabarse en otra parte. La coincidencia con la productora "Moonligth" en Madrid, donde ya grabaron un tema en directo, desembocó en la producción de "Voladores", una traducción de "cohetes" que García ha tenido que explicar muchas veces.

Todas las localizaciones tuvieron gran "importancia personal" y la banda seleccionó los lugares en función de lo que cuentan las canciones o de la disponibilidad técnica de cada espacio. En el faro de Luces, por ejemplo, tuvieron que hacer frente al viento y García añade que los temas "más complejos" los grabaron en los interiores, todos ubicados en Libardón, de donde se consideran "hijos adoptivos". Rodaron en la plaza de Chile, en su propia casa y en el hotel Palacio de Libardón, además de contar con la total colaboración de los vecinos. "Manolo Roza, por ejemplo, sale cantando una tonada y Rubén Collado ayudó con la producción", explica García antes de cifrar en 17 las personas que en septiembre grabaron durante tres días con jornadas maratonianas, todas de más de 15 horas. El resultado es un disco con un sonido extraído directamente de la grabación y un documental que entrelaza las canciones, su por qué y la historia de la banda.

García asegura que este proyecto no obedece a un fin promocional, pero sí que han notado su eco. "Desde que salieron las primeras imágenes mucha gente nos pregunta, sobre todo del público que no es asturiano, que alucinan con que todo esté relativamente cerca", elogia el músico sobre los veinte minutos en coche que separan la sierra del Sueve de la playa de La Espasa. También han recibido peticiones de visita y se preguntan, bromeando, dónde meterán "a toda la gente que quiere venir. Llenarán los hoteles", imagina García.

"Voladores" sólo tiene un mes, pero ya cuenta con un cierto recorrido, pues han estado en Vegadeo, Mieres y Oviedo y también en Madrid.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine