16 de julio de 2016
16.07.2016

Los visitantes piden una rebaja del billete del plan a los Lagos

"El servicio está bien pero hay familias que no se lo pueden permitir", señalan los usuarios de las lanzaderas turísticas

16.07.2016 | 12:04
Varios visitantes hacen cola para coger el autobús en el aparcamiento de Buferrera, ayer.

Un billete de autobús más barato. Eso es lo que reclaman algunos usuarios del plan de transporte a los Lagos que ayer entró en funcionamiento y que estará en vigor hasta el 8 de septiembre. Es el caso de la sevillana María José Calderón, que ayer pagó 25 euros por el parking y los tickets para su marido y sus dos hijos pequeños. "Está bien organizado el servicio, pasan buses cada diez minutos para subir y bajar, pero hay familias que no se pueden permitir estas tarifas", apuntó esta visitante, que echa en falta guías o un vídeo explicativo del enclave en el trayecto.

El plan de acceso a los Lagos, que impide el paso a vehículos privados entre las 8.30 y las 20.00 horas por la carretera CO-4, arrancó ayer sin grandes masificaciones, a pesar de que el tiempo acompañaba, algo que agradecieron turistas como Paco Aragón y Puri Sánchez, de Ciudad Real. "Vinimos un verano hace veinte años y esto era un caos de coches. Fue tan angustioso que optamos sin dudar por el bus esta vez", dijeron.

Procedente de Jaén, Alberto Aragón, abogó por una tarifa de 5 euros para los adultos, en vez de los 8 euros actuales, y descartó otro tipo de iniciativas como establecer un cupo máximo de coches, previa cita por internet que algunos usuarios reclaman. "Si lo coges con mucha antelación y el día que te toca subir llueve o está nublado es una faena", aseveró.

Otros visitantes, como Jorge López, de Aranjuez, se enteraron de que el plan de acceso a los Lagos estaba activo gracias al gestor de la casa rural que alquiló en la localidad canguesa de Torió. López optó por madrugar para llegar al enclave en vehículo propio. A las ocho de la mañana estaba aparcado junto a La Ercina. "Viniendo con niños es más cómodo, da más flexibilidad pero aplaudo la medida de restringir el tráfico porque así disfrutas de un paisaje natural sin masificar, no como en la ruta del Cares que hicimos el otro día y parecía aquello el metro de Madrid en hora punta", señaló.

La falta de información sobre tarifas y horarios del plan de transporte a los Lagos es uno de los reproches que ayer hicieron algunos usuarios. Fue el caso del cordobés Mariano Fernández, que tenía pensado hacer el ascenso en bicicleta apoyado por carretera con el coche de su mujer. "Al final ella se quedó en el hotel y vendremos los dos juntos mañana en autobús. Para las bicis es más seguro que corten el tráfico", dijo el joven, que empleó casi dos horas en subir desde La Venta. Lo mismo le pasó a José Daniel Martín, monitor de un campamento juvenil del Ayuntamiento de Logroño. El medio centenar de críos que se alojan en Balmori (Valmori) tuvieron que renunciar al coche de apoyo. "Entendemos esta medida conservacionista y la acatamos. Es un lujo pasear por este paisaje", señaló.

Por su parte, Saray Fernández, Pilar Cereijo, Isabel Moya y Rosalía Bajo hicieron el ascenso hasta Buferrera en autobús y de ahí cogieron un taxi al lago La Ercina. "Llamamos a turismo y pensábamos que el billete costaba como cuatro euros, pero por lo visto cuando entre el plan en funcionamiento los precios se doblan", lamentaron. "Aún así el servicio está bien porque te dejan parar en Covadonga a ver la basílica", resaltaron. Los italianos Paolo Davoli y Valentina Pastorelli optaron por hacer su primera visita a los Lagos a pie desde Colláu Lincós. "Hay que ser respetuosos con la naturaleza. Vemos bien que no dejen pasar coches.", explicaron los jóvenes, que hoy tenían pensado hacer el descenso del Sella en canoa. Su opinión la compartía el inglés Kew Kwok, que valoró "tener playa y montaña al alcance de la mano".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine