26 de julio de 2016
26.07.2016
Lne.es »

Ribadesella, cuidado con el peatón

Un vecino solicita que se cierre al tráfico el puente del Pilar durante julio y agosto por el riesgo que corren los viandantes con el paso de vehículos

26.07.2016 | 03:52
Una viandante cruza el puente entre varios coches que pasan al mismo tiempo.

El puente del Pilar, en la entrada oeste de Ribadesella, debería estar cerrado al tráfico rodado durante los meses de julio y agosto, periodo durante el que se desviarían los vehículos por Los Porqueros para salir a la N-632, la misma carretera a la que acceden por esta histórica infraestructura. Así lo solicitó Fernando Codesal el pasado mes de febrero al Ayuntamiento de Ribadesella, una petición que entonces fue apoyada por 346 firmas y que luego ha rebasado las 600. El solicitante apuntó en el escrito que acompañó a las rúbricas al accidente ocurrido el pasado verano, cuando una caravana golpeó con uno de los espejos retrovisores a una señora que en ese momento atravesaba el puente. La mujer tuvo que subirse al muro del puente y fue auxiliada por clientes del restaurante El Puente del Pilar, que regenta Codesal junto a su familia. Por la proximidad del establecimiento han visto cómo verano tras verano se suceden los problemas debido al paso de caravanas, camiones de reparto, autobuses, quad haciendo rutas, tractores con aperos de labranza y otros vehículos incompatibles con el continuo paso de peatones por el puente. El verano pasado el Ayuntamiento colocó una señal en la parte que da a la playa que advierte del paso de viandantes, pero a los vecinos del entorno no les parece suficiente. Tampoco a usuarios como Valle Martín, turista de Toledo, quien ayer comprobó cómo "no la respetan. Hay un ceda para el peatón y no lo han respetado. He tenido que cruzar con ellos, pasan los coches y los peatones", describió la visitante, a favor de que el puente sea peatonal durante los meses de julio y agosto.

Hay quien propone instalar un semáforo como los que se emplean en las obras que dan paso alterno a los vehículos de uno y otro lado, pero en este caso para tráfico rodado y peatones. Circulación en los dos sentidos hubo hasta hace unos tres años, rememoran los vecinos sobre el momento en que se ordenó el tráfico sólo en sentido de la playa hacia la N-632.

Otro peligro que ven en la circulación conjunta de peatones y coches por el puente es la poca altura del muro, lo que podría facilitar la caída de los primeros al río San Pedro, que discurre por debajo. Temen que su reivindicación sea noticia por una desgracia e insisten en que la señal de advertencia no solucionó el problema. El asunto ha sido llevado a pleno por Pueblu en dos ocasiones y el concejal de Tráfico y Seguridad Ciudadana, Enrique Gancedo, se remitió en la última sesión al informe en el que la Policía Local apunta que la colocación de la señal avisando del peligro a los peatones es una medida suficiente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine