02 de agosto de 2016
02.08.2016
Lne.es »

Niembru rechaza una playa para perros en el arenal del puerto

Los vecinos acusan al cuatripartito de lanzar la propuesta "a espaldas del pueblo" y anuncian una manifestación

02.08.2016 | 04:01
Ardines -a la derecha-, frente a algunos de los vecinos que ayer asistieron al conceyu público.

Los vecinos de Niembru dieron ayer un "no" unánime a la propuesta del equipo de gobierno de Llanes de habilitar una playa para perros en la playa del puerto local. No hubo ni una voz discordante. Todos los presentes en el conceyu público organizado por el Ayuntamiento, unos setenta, votaron a mano alzada en contra de que se habilite el arenal del puerto como playa para animales domésticos. Y anunciaron una próxima manifestación frente al Ayuntamiento de Llanes para dejar "bien claro" su rechazo y, a la vez, solicitar que la playa para perros se habilite "en El Sablón o en Toró". Los vecinos acusaron al cuatripartito de haber lanzado la propuesta "a espaldas del pueblo".

Los vecinos, que seguían reunidos al cierre de esta edición, recibieron en medio de una gran bronca a los dos concejales que asistieron al conceyu público, Javier Ardines, edil de Playas, y Alfonso Miyares, responsable de Participación Ciudadana. La tensión bajó de tono en los minutos siguientes, lo que permitió celebrar la reunión, en el exterior de las antiguas escuelas locales, tomado por la maleza. Todos a una, los vecinos rebatieron cada una de las aseveraciones de Ardines, responsable de la propuesta de habilitar la playa para perros en Niembru, según dijo, tras haber visitado "todas las del concejo" y después de aplicar varios criterios; entre ellos, que hubiera acceso para minusválidos, que las mareas fueran capaces de "mover" la arena y limpiarla y que en el pueblo elegido hubiera otras playas.

Los vecinos ven "imposible" que los minusválidos accedan al arenal; dicen que las mareas no limpiarán los restos que dejen los animales, y en Niembru, si bien es cierto que existen otras dos playas -Torimbia y Toranda- resaltaron que es precisamente la del puerto la que usan los niños (incluso de campamentos urbanos de otras zonas del concejo), por su escasa profundidad, porque no se necesita coche para acceder a ella con bebés (a diferencia de las otras dos) y porque es muy segura. Los vecinos criticaron que se pretenda echar a los vecinos "de uno de los sitios más guapos" del concejo. Acusaron a los integrantes del cuatripartito de gestionar "muy mal" y de "buscar problemas donde no los hay". Y lanzaron una propuesta, que recibió un sonoro aplauso: que la playa para perros se habilite "en El Sablón o en Toró".

Recodaron que junto a la playa del puerto de Niembru hay un parque infantil y un área recreativa, "incompatibles" con los perros, y subrayaron que en Niembru, en esta época del año "ya no caben más coches", "no hay plazas de aparcamiento" y se producen "colapsos circulatorios" casi a diario si hay sol y practicamente todos los fines de semana.

Ardines y Miyares intentaron capear el "temporal" y, tras preguntar un vecino si la reunión serviría para algo y se haría caso a la gente, el edil de Playas dijo que "sí". Su propuesta ya ha obtenido permiso para habilitar allí la playa de perros en Costas y Medio Rural y únicamente queda la autorización de la Consejería de Urbanismo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine