04 de agosto de 2016
04.08.2016
Lne.es »

Deporte y diversión en su máxima expresión

Mañana se disputa el 80.º Descenso del Sella entre Arriondas y Ribadesella, una fiesta de carácter internacional que llega acompañada de cultura y entretenimiento

05.08.2016 | 03:52

El Descenso del Sella es mucho más que una prueba deportiva de piragüismo entre Arriondas y Ribadesella. Es una fiesta de interés turístico internacional que conserva la esencia con la que Dionisio de la Huerta le dio forma hace ochenta años. La fiesta de las fiestas en el Principado.

Todavía tiene aquel halo de nostalgia que la hace tan nuestra, tan cercana, tan propia. Pero poco a poco se han abierto las expectativas. Paso a paso se ha ido convirtiendo en el evento por excelencia del verano asturiano, en la fiesta más importante de la región, así como la competición deportiva más significativa del mundo. Un espléndido escaparate de las excelencias de la comarca oriental asturiana.

El Ayuntamiento riosellano y sus vecinos se visten, un año más, con su mejor sonrisa para recibir a los grandes palistas del panorama internacional. Disfrutan con las victorias de los deportistas locales y vibran con la garra que sale durante la lucha por llegar a cruzar el puente riosellano en las primeras posiciones. El Sella, en la villa, es distinto, y la cita, sin lugar a dudas, deja conmovido a todo aquel que pueda disfrutar de su recorrido. La belleza de los parajes por los que discurre el río y el colorido de la fiesta motivan a muchos televidentes a visitar el concejo y despiertan la añoranza de quienes se hallan lejos.

Por ellos y por las siguientes generaciones, es deber y responsabilidad del Ayuntamiento conservar la esencia de la fiesta: el desfile, el pregón de salida, el tren fluvial, la romería en los campos de Oba o las verbenas. El deporte debe prevalecer por encima de todo y quienes lo hacen posible deben ser reconocidos como merecen. Ellos, los palistas, son quienes dan sentido a la Fiesta de Les Piragües. Nunca debe olvidarse. En Ribadesella son conscientes de la importancia de esta materia. Por ello, cuentan con un programa deportivo que apenas deja libre una sola semana. Citas que congregan desde los más pequeños encuentros a los más grandes eventos y que consiguen aunar a deportistas de élite de diferentes disciplinas.

Se trata de una combinación perfecta: deporte mezclado con entretenimiento. Porque también se ha diseñado con mimo un programa cultural y de ocio que trata de atraer a visitantes, pero también de satisfacer la necesidad de un turismo familiar, así como servir para complacer a los propios vecinos riosellanos.

Por eso, Ribadesella puede disfrutarse durante Les Piragües, pero también en cualquier época del año. Quien lo haga no sólo podrá maravillarse con la belleza de su privilegiado entorno, sino que también podrá beneficiarse de unas instalaciones turísticas de gran calidad, atendidas de manera altamente profesional.

Los riosellanos son gente acogedora y, por tanto, capaces de aportar unas experiencias que proporcionarán a la estancia del visitante unos recuerdos imborrables para atesorar en su memoria.

Ribadesella merece la pena. Toda Asturias la merece.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine