09 de agosto de 2016
09.08.2016
Lne.es »

Llanes persigue "salvar" la Faustino Sobrino tras la "mala gestión socialista"

La Fundación, que gestiona una residencia de ancianos, perdió 1,77 millones desde 2006 y desaparecerá en 10 años si no cambia la gestión

09.08.2016 | 03:52
La residencia Faustino Sobrino, en Llanes.

Salvar a la Fundación Faustino Sobrino de la quiebra, dándole un giro de 180 grados a la gestión, con el objetivo de que siga siendo viable y no desaparezca es el objetivo que se ha marcado el patronato de la entidad, controlado por el Ayuntamiento. Y es que la Fundación ha acumulado desde 2006 unas pérdidas de 1,77 millones de euros, pues la residencia de ancianos de la avenida de San Pedro (principal actividad de la entidad) genera una media de 350.000 euros de pérdidas anuales, mientras que los productos financieros (buena parte del patrimonio está invertido en bolsa) generan una media de ingresos de 175.000 euros al año.

Así las cosas la Faustino Sobrino, que llegó a ser la segunda fundación local con mayor patrimonio de España podría desaparecer "antes de diez años" si no se cambia el modelo de gestión, según los concejales llaniscos Marián García, Juan Carlos Armas y Soledad Celorio, que comparecieron ayer para explicar la situación de la entidad. García calificó la gestión realizada por los gobiernos del PSOE de "muy mala". "No queremos polémicas ni buscar culpables. Nuestro objetivo es que la Fundación sobreviva en el tiempo y mejorar la gestión", dijo la vicealcaldesa. La auditoría realizada en 2015 arrojó unas pérdidas de 368.000 euros ese año, que se sufragaron con el patrimonio de la propia Fundación, cifrado en la actualidad en unos 3 millones de euros. La Fundación gasta más de lo que ingresa. Además, según el cuatripartito, faltan contratos con los usuarios de la residencia que especifiquen lo que se les cobra y el concepto. "Hay residentes que no pagan porque no pueden y otros porque nadie se lo pide", señaló García, que achaca esta situación a la herencia socialista.

"Nosotros no somos responsables de lo ocurrido", indicó García , que advirtió de que reconducir la situación de esta institución, que en su momento llegó a sumar activos por valor de más de 7 millones de euros, llevará varios años. "Era preocupante la falta del control de las deudas que había y la ausencia de facturas. Nadie recibía ni hacía facturas por estar en la residencia", señaló. "No hay nada por escrito de esto, solo está en la cabeza de la directora y del anterior contable", señaló. En la actualidad se trabaja en un dossier individualizado para conocer la situación de cada uno de los residentes.

El PSOE está al tanto de los pasos que se están dando, indicó García, quien hizo hincapié en la necesidad de "remar todos juntos en la misma dirección" para salvar la Fundación de la quiebra. Pese a su delicada situación, los empleos de las aproximadamente medio centenar de personas que prestan sus servicios en este lugar, no corren peligro, según el patronato de la Fundación. El cuatripartito buscará nuevas donaciones, pues cayeron en picado en la última década.

Entre las medidas para mejorar la gestión el cuatripartito señaló la modernización del mecanismo de cumplimiento del personal laboral, que se digitalizará. Además se pondrá coto al descontrol existente en relación a le ley de protección de datos y se mejorarán las instalaciones de la residencia, con un proyecto de 2010, que prevé un gasto de 400.000 euros. También se informatizará el sistema de contabilidad, se pondrá al día la bolsa de empleo del personal administrativo y se optimizarán los recursos humanos de la fundación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine