10 de agosto de 2016
10.08.2016
Lne.es »

Vecinos de Llanes pide al Estado que asuma la iglesia de Bedón

La agrupación AVALL denuncia que un particular tiene las llaves del templo y se niega a entregarlas al Ayuntamiento

10.08.2016 | 03:47
Dos peregrinos, ayer, junto a la entrada de la finca por la que se accede a la iglesia de Bedón, cerrada al público desde hace varias semanas.

Conseguir que el Estado reconozca la titularidad de la iglesia de San Antolín de Bedón es el objetivo que se ha marcado la Agrupación de Vecinos y Amigos de Llanes (AVALL), que ayer solicitó personarse en el expediente, cerrado desde hace más de un año, sobre la titularidad del monumento. AVALL remitió ayer por correo certificado diversa documentación al Ministerio de Hacienda, con el fin de que se reabra el expediente para dilucidar a quién corresponde la propiedad del templo, declarado monumento nacional en 1931 y bien de interés cultural (BIC) hace más de 30 años.

Además, AVALL ha denunciado que un particular, copropietario de la finca que circunda a la iglesia, tiene en su poder las llaves del monumento y se ha negado a entregar una copia al Ayuntamiento de Llanes, pese a los requerimientos de la Policía Local. AVALL considera esta situación "intolerable", pues no existe "ningún documento" a que avale que esa persona sea titular de la iglesia. Al contrario: todos los documentos registrales indican que la titularidad corresponde al Estado, pese a lo cual Hacienda ya ha rechazado por dos veces hacerse cargo del edificio, que presenta un deficiente estado de conservación.

AVALL pretende que el Ministerio de Hacienda actúa "de manera urgente" y que reclame para sí la titularidad de la iglesia, para, a continuación ceder la custodia al Ayuntamiento, a la vista del "desinterés total" que ha mostrado el Principado.

AVALL aspira a que el Estado reabra el expediente sobre la titularidad de San Antolín de Bedón y que tenga esta vez en cuenta la nueva documentación rescatada por el profesor universitario Juan Carlos Villaverde Amieva, que demuestra que la iglesia nunca estuvo en manos privadas, pese a haber sido desamortizada en 1823. Sí se vendió el resto de la propiedad, pero no el templo, que quedó exceptuado de las sucesivas ventas. AVALL ha decidido actuar a la vista de que nadie daba un paso" para que se reconozca la titularidad pública del edificio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine