28 de septiembre de 2016
28.09.2016
Lne.es »

El faro de Ribadesella se convertirá en el centro de interpretación de El Cachucho

La Autoridad Portuaria propone dedicar la instalación a divulgar el valor de la montaña submarina, la primera área marina protegida de España

28.09.2016 | 04:08
El faro de Tereñes, donde se instalará el centro de estudio e interpretación de El Cachucho, ayer.

El faro de Ribadesella, ubicado en la localidad de Tereñes, se convertirá en el centro de interpretación de El Cachucho, la primera área marina protegida de España, una montaña submarina situada a unas treinta millas (65 kilómetros) al norte de la costa riosellana. El anuncio lo hizo ayer la Autoridad Portuaria, propietaria de las instalaciones y promotora del proyecto, junto con el Instituto Oceanográfico Español. Se sumarán el Gobierno regional y el Ayuntamiento de Ribadesella, quienes sellarán hoy un "acuerdo de intenciones" con los promotores, un paso que se traducirá "en unos meses" en un equipamiento que no suena por primera vez en el concejo.

Desde 2007 han sido varias las ocasiones en las que ha surgido la idea de revalorizar las instalaciones del faro para instalar allí un centro de interpretación sobre El Cachucho. La Autoridad Portuaria explicó ayer que se trata de alojar "un centro de estudio e interpretación" en las dependencias del faro.

Las instalaciones contarán para su diseño y puesta en marcha con la colaboración del Instituto Oceanográfico Español. El contenido abordará la "excepcional biodiversidad" del área de El Cachucho, una gran montaña submarina que se eleva bruscamente desde los más de 4.000 metros de profundidad de la llanura abisal del golfo de Vizcaya hasta los 425 metros de su cumbre. Su fauna está compuesta tanto por especies típicas de las montañas submarinas oceánicas y por otras más propias de los fondos de la plataforma continental, lo que permite explicar su gran diversidad biológica y que sea "objeto de permanente estudio y especial protección", explicaron los promotores del proyecto, con especial atención a la "singularidad" del espacio. Tan es así que en 2011 fue declarada la primera área protegida exclusivamente marina. El primer paso para llevar adelante el proyecto será el acuerdo de intenciones que se verbalizará hoy en el Ayuntamiento de Ribadesella (11.00 horas), que irá acompañado de una visita a las instalaciones de Tereñes.

El faro de Ribadesella se encuentra en la cima del monte Somos, en el extremo oeste de la ría del Sella, y se construyó en 1861 para facilitar la arribada al puerto de las embarcaciones. En el momento de su inauguración el faro tenía "una óptica giratoria de tercer orden, luz fija blanca y destellos que se veían a veintidós millas de distancia", según explicaron fuentes próximas a la Autoridad Portuaria.

Del aceite a la electricidad

Originalmente el faro alumbró utilizando aceite, luego parafina y petróleo, y en 1930 ya se electrificó, cambiándose también la linterna y el aparato óptico. La característica de su iluminación pasó entonces a ser de grupos de "2+1" destellos blancos, y también cumple, destacaron las mismas fuentes, "la función de balizamiento de la ría". El faro riosellano tiene actualmente una única lámpara de 1.500 watios, con sistema de aviso por alarma. Además de su función propia como faro, próximamente pasará a ser un atractivo científico y turístico más con el que contarán Ribadesella y la comarca del Oriente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine