20 de octubre de 2016
20.10.2016
Lne.es »

Los Hevia pisan fuerte en Ribadesella

Carlota Hevia, de 5 años y quinta generación de una familia de fotógrafos, competirá en los premios "Lux" con una serie hecha desde el coche

20.10.2016 | 04:20
Emma Alonso, Carlota Hevia y Jonathan Hevia, en el estudio que la familia regenta en la villa riosellana.

A los 3 años ya tenía su propia cámara reflex infantil (antes ya hacía fotos con el móvil) y con 5 va a concursar en la categoría no profesional de los prestigiosos premios "Lux", concedidos por la Asociación de Fotógrafos Profesionales (AFP).

Las cámaras han estado entre los primeros juegos de Carlota Hevia, hija del fotógrafo riosellano Jonathan Hevia (cuarta generación de profesionales en la villa), que ahora competirá con una serie que hizo desde su ventanilla del coche con el teléfono móvil de su padre. Era un día de lluvia y la pequeña fue retratando el mundo desde el otro lado del cristal, ajena al efecto que las gotas iban dejando y también al viaje que harían sus obras hasta Barcelona, sede de la AFP. Se da la casualidad de que Jonathan Hevia ganó un premio "Lux", en el año 2013 con una fotografía tomada durante el nacimiento de Carlota, quien se subió al estrado para recoger la estatuilla con su padre.

La niña ha crecido entre cámaras y objetivos, y declara resuelta que su favorito para la Sony con la que Hevia suele trabajar es el "ojo de pez". El riosellano ha compartido desde siempre la pasión por la fotografía con su hija porque ve "que disfruta. Si no, no lo haría".

Añade que a menudo le sorprende. "Hay cosas que no le enseño pero las hace por imitación, como indicar a quien está posando que se mueva para conseguir la postura que quiere", explica el padre, que, dentro de sus posibilidades, pone al alcance de su hija "todo lo que le haga falta" para desplegar su creatividad.

A Carlota Hevia, además de hacer fotos, le encanta grabar vídeos en los que va relatando lo que ve. Durante un viaje que la familia hizo este verano a Almería, donde Hevia tenía que fotografiar una boda, la benjamina estaba sacando una foto a sus padres y alguien se acercó para ofrecerse a sustituirla. "Le dijimos que no hacía falta", explica Emma Alonso, la madre de la pequeña fotógrafa. Este arte ya forma parte de su vida. Su obra puede verse en la web www.carlotahevia.com, que su padre ha enlazado con su perfil en Instagram.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Oriente

Gaitas llaniscas por Nueva York

Gaitas llaniscas por Nueva York

Sesenta integrantes de la "Banda Llacín" ensayan para participar el próximo 17 de marzo en el...

García Longo: "Veo en Sanidad una firme voluntad política de mejorar el hospital"

García Longo: "Veo en Sanidad una firme voluntad política de mejorar el hospital"

El comité de empresa y la junta de personal exigen que los profesionales sean tenidos en cuenta a...

El Casino recuerda a Luis García de Prado a través del mus

El Casino recuerda a Luis García de Prado a través del mus

Un total de 16 parejas tomaron parte en el V Torneo de Mus Memorial Luis García de Prado que ha...

Visita a Llanes para celebrar el Día Internacional del Guía de Turismo

Visita a Llanes para celebrar el Día Internacional del Guía de Turismo

La Asociación Profesional de Informadores Turísticos de Asturias (APIT) celebró el sábado el día...

Víctor Gómez, experto en carburantes y aceites

Víctor Gómez, experto en carburantes y aceites

Tras más de dos décadas en gasolineras, "Curillo" es uno de los expendedores de combustible más...

Enlaces recomendados: Premios Cine