31 de enero de 2017
31.01.2017

Denuncian el uso ilegal de agua del Sella en Parres para una central hidroeléctrica

La concesión expiró en noviembre de 2015, pero se sigue derivando caudal

31.01.2017 | 03:51
La salmonera de Cañu, en el Sella, entre Cangas de Onís y Parres.

La Coordinadora Ecoloxista d'Asturies ha solicitado a la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales que paralice "sin demora" la derivación de agua del río Sella a la central hidroeléctrica de Salto de Cañu en la zona conocida como "la salmonera", en el limite de Cangas de Onís y Parres y que se investigue quien son los responsables de haberlo permitido durante más de un año de forma ilegal. Según los conservacionistas, la concesión para este aprovechamiento expiró en noviembre de 2015, por lo que no puede derivar las aguas hacia el canal desde entonces.

La zona afectada se encuentra en el Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) "Río Sella", hábitat de especies de la Directiva de Hábitats, como la lamprea marina, la alosa, el salmón, el desmán ibérico o la nutria. Estas especies, según los ecologistas, emplean como corredor ecológico el río, protegido a su vez con la Zona de Especial Conservación (ZEC) Río Sella, su Instrumento de Gestión y la ZEC Ponga-Amieva. La Coordinadora destaca que la derivación 9.000 litros por segundo otorgados en su día en la concesión ya extinta suponen "una importante afección a los valores naturales de estas zonas y especies protegidas por el Derecho de la UE y el nacional". Los ecologistas manifiestan su sorpresa porque este aprovechamiento de las aguas se haya seguido consintiendo "con el silencio del Principado y de la Confederación Hidrográfica, que sabían de dicha caducidad", para beneficio para la empresa eléctrica. Los ecologistas esperan que se cierre el aprovechamiento y "se sancione a los responsables de la irregularidad y a los funcionarios que la permitieron usar en este más de un año que es ilegal".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine