Llanes premia a Pilar Calero, Quina Balmori, Concepción Valle y Marisol Collado

07.03.2017 | 01:39

Pilar Calero González, Joaquina Rita Balmori Sampedro, Concepción Valle Celorio y Marisol Collado Foyo han sido distinguidas con el XVIII Premio "Mujer del concejo de Llanes", fallado ayer. La entrega será mañana, a las 12.30 horas, en el Ayuntamiento.

Pilar Calero González nació en Piedra en 1937 y vive en Llanes. Autodidacta, comenzó lavando platos y cuberterías y fregando escaleras con solo doce años. En la posguerra se dedicó al "charrangue" (coger carbón de los vagones del ferrocarril). Trabajó en el hostal Peñablanca como planchadora y limpiadora. Desde hace más de 20 años acude a diario a la Residencia Faustino Sobrino para atender a los residentes de manera altruista.

Joaquina Rita Balmori Sampedro, "Quina", nació en Los Caleyos en 1930. Huérfana de padre desde niña, tuvo que irse a vivir con unos tíos, compaginando las labores de casa con el trabajo en el campo y la recogida de leche, para posteriormente bajarla en burro a La Venta. Tuvo 8 hijos Alberto Concha Morán, "Tin". Él trabajaba en la teyera y Quina cuidaba a los críos y atendía la casa y al ganado. Más tarde se hicieron cargo de El Chispún, bar-tienda que regentaron durante 35 años.

Concepción Valle Celorio nació en La Moría de San Antonio, en Nueva, en 1932. Colaboraba en los trabajos familiares del campo y no pudo acudir a la escuela, pero siempre tuvo inquietud por la cultura. Se casó con Manuel Vega Tarno, "El Cubano". Concha se ocupaba de los mayores de la casa, de los hijos y de las labores diarias, pero saca un hueco para ser corresponsal de Los Carriles en el desaparecido "El Oriente de Asturias" durante más de 16 años.

Marisol Collado Foyo nació en Obiu, en 1937. Se dedicó a coser y arreglar ropa. En 1964 se casó y se fue a Australia. Comenzó a trabajar en una empresa de limpieza y en un hotel. Fue modista en Camberra y trabajó en Sidney en la casa de un embajador,. Regresaron a España en 1971 y abrieron un negocio de comestibles en Ribadesella. Desde su jubilación dedica su tiempo a sus aficiones, como pintar cuadros, coser ropa para sus nietos, y elaborar trajes de aldeana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine