16 de marzo de 2017
16.03.2017

Rudy Llanes halla a sus ancestros en Sotres

El jefe de la Policía de Miami visita el pueblo del que posiblemente partieron sus antepasados hacia Cuba y conoce la historia de su apellido de la mano del guarda Tomás Fernández

16.03.2017 | 03:47

"Estoy muy cerca de resolver la investigación más importante de mi vida", señaló ayer emocionado el jefe de la Policía de Miami, Rodolfo "Rudy" Llanes. En Sotres (Cabrales), el pueblo más elevado de Asturias, a 1.050 metros de altitud, en pleno corazón de los Picos de Europa, Rudy Llanes se encontró con el que posiblemente es un pariente lejano suyo, el guarda del refugio de Urriellu Tomás Fernández, le detalló la historia cabraliega de su apellido.

El máximo responsable de la Policía de Miami, acompañado por su esposa, Maité Llanes, vivió una jornada cargada de emociones. Tomás Fernández le mostró documentos de posibles antepasados suyos y le entregó varios regalos: una bandera de Asturias, una medalla del Ayuntamiento de Cabrales, un libro sobre los Picos de Europa y varios vídeos de la comarca. Le enseñó, además, las casas en las que vivieron los que posiblemente fueran antepasados suyos y ambos quedaron en indagar el pasado para llenar el árbol genealógico del policía estadounidense, nacido en Cuba.

Rudy Llanes y su esposa llevaban "muchos años" soñando con visitar Asturias. Su tía Lorenza Llanes, de 84 años, le había hablado siempre de la tierra de sus ancestros. "Está orgullosa de que estemos aquí", señaló Maité. "Y si deseo regresar es solo para hablarle de esto y mostrarle las fotografías", añadió el policía.

Rudy Llanes quería saberlo todo, incluso si en el cementerio de Sotres, que se ve desde la vivienda de Tomás Fernández, había "Llanes enterrados". Los hay, e incluso alguno de ellos participó en su construcción.

La mayor sorpresa llegó cuando el jefe policial, que tiene mando sobre 1.317 agentes, descubrió de la mano de Tomás Fernández que uno de ellos, un tal José Andrés Moradiellos, descendiente de emigrantes cubanos, es posiblemente pariente lejano suyo, pues, como el guarda de Urriellu, lleva el apellido Llanes en algún lugar. "¡Lo conozco, sé quién es!", señalaba impresionado Rudy, que ya gozaba ayer pensando en el momento en que llame a su subordinado al despacho: "entrará preguntándose '¿qué habré hecho yo?". Pero descubrirá a continuación que su jefe ha estado en el pueblo del que es originaria su familia y que quizá hasta tengan antepasados comunes.

Pero la investigación sigue. Tomás Fernández acordó poner a Rudy y Maité en contacto con un primo suyo, el director de cine Jorge Dopacio, que ha elaborado un árbol genealógico desde el siglo XVII, con más de 5.000 nombres; algunos de ellos, previsiblemente, parientes y antepasados de Rudy Llanes, quien se ha propuesto, como primer paso, averiguarlo todo sobre su tatarabuelo, que emigró de España a Cuba. "Yo pensaba que era imposible que me gustaran las montañas, porque tengo miedo a las alturas, pero ya ves", comentaba con gracia el visitante, a quien su esposa, tras más de treinta años de convivencia pocas veces había visto "emocionado hasta las lágrimas" como ayer. Rudy y Maité convenían en que, desde que aterrizaron en el aeropuerto de Asturias todo había sido "emocionante". Y también en que deberían buscar nuevas palabras para no repetir todo el tiempo "¡guau!".

El matrimonio ha pasado unos días en Asturias y ya planea regresar en unos meses, cuando él se jubile, pues sus dos hijas han tenido que quedarse en los Estados Unidos a causa de sus estudios. Quieren regresar con ellas. De momento, ya les han enviado decenas de imágenes.

Maité Llanes relataba que ya habían "visitado" el oriente de Asturias por internet. Les pareció "muy bonito", pero "nada comparado con verlo en directo". Era "algo que habíamos soñado hacer siempre, pero no pudimos por el trabajo. Para mí todo es nuevo, nunca he visto nada parecido", añadió la estadounidense, con raíces gallegas, quien destacó, sobre todo lo que ha vivido estos días, "el silencio, impresionante". A Rudy Llanes le ha encantado todo, le ha impresionado el paisaje, pero si tuviera que elegir algo de su visita a Asturias sería "el calor de la gente".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine