06 de abril de 2017
06.04.2017

La ganadería del Sueve clama por los daños de la "bike maratón"

"Hicieron un destrozo considerable", dice el sector, que restaurará el terreno

06.04.2017 | 03:20

Un grupo de ganaderos de la sierra del Sueve sembrarán mañana los tramos de campera por los que discurrió la Bike Maratón Montes del Sella en su última edición, el pasado fin de semana. Echarán tréboles y grana de hierba para "volver a prau otra vez lo que estropearon", explicaron los ganaderos, quienes lamentaron el "destrozo considerable" que, según su descripción, causaron las bicicletas a su paso por las praderas del puerto.

Esta medida llega después de la polémica generada por la tasa que la Junta de Cofiño -que administra el puerto del Sueve- pidió a la organización de la prueba deportiva. Inicialmente era de tres euros por ciclista, aunque ante el rechazo de los promotores quedó en 500 euros que pagó el Ayuntamiento de Parres.

"Si los ganaderos aportamos un canon para que pasten las vacas y que luego se destina a mejoras del monte, los que estropean el monte también tenían que pagar por ello", explicó Ángel Labra, vocal de la localidad colunguesa de Gobiendes. La Junta de Cofiño asegura que también cobra una tasa a la Asociación de Criadores de Asturcones (ACAS) por la celebración de la Fiesta del Asturcón "y otras actividades que estropean el monte". Los ganaderos subirán mañana a la zona del Bustacu, en el monte 105 de Parres, para realizar la siembra y que vuelva a salir pasto en los tramos que denuncian destrozados.

La Pisada del Diantre

El puerto del Sueve será escenario el día 30 de este mes de otra prueba deportiva, la tercera edición del trail La Pisada del Diantre. Serán 32 kilómetros de recorrido que discurrirán por el puerto y que suponen la primera prueba de la Copa de Asturias en Línea. El Diantrín, dentro de la misma competición, tiene una distancia de 15 kilómetros. A este evento también le ha acompañado la polémica, pues varias organizaciones ecologistas denunciaron el daño que causan los cientos de corredores en el bosque de tejos, una superficie que lleva cincuenta años sin regenerarse con nuevos brotes porque los gamos se los comen. Estos grupos lamentaron que además de esta sobrecarga animal el bosque sufra con el paso de los corredores e intentaron, sin éxito, que se modificara el trazado. Los organizadores aseguran que el circuito transcurre por los caminos ya abiertos y que no se hace daño alguno al medio ambiente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine