01 de agosto de 2017
01.08.2017

Vecinos de El Peral crean una asociación para luchar contra la planta de residuos

Los afectados inician una campaña de recogida de firmas, buscan abogado y preparan una protesta frente al Ayuntamiento de Ribadedeva

01.08.2017 | 04:25
Vecinos de El Peral, ayer, durante la reunión.

Un "no" frontal, rotundo y unánime dieron ayer los vecinos de El Peral, en el concejo de Ribadedeva, al proyecto para abrir en el pueblo una planta de tratamiento y almacenamiento de residuos. No hay fisuras. Convencidos de que la unión hace la fuerza, los afectados, reunidos en asamblea, acordaron constituir una plataforma o una asociación de vecinos para pelear "con todas las fuerzas" contra un proyecto que consideran perjudicial para el pueblo y, por extensión, para todo el concejo.

Precisamente en este último punto incidieron los alrededor de 30 vecinos reunidos ayer en El Peral: abogan porque se implique en la movilización el resto de los pueblos del municipio, pues consideran que la apertura de una planta en la que se almacenarían residuos peligrosos afectaría a toda Ribadedeva. "Es un problema del concejo", señaló uno de los asistentes. Los vecinos se quejaron de la falta de información sobre el proyecto.

Los vecinos tomaron dos decisiones importantes. Una, iniciar una campaña de recogida de firmas para entregar a las autoridades competentes e intentar que el proyecto no salga adelante. Y dos, preparar una concentración para una fecha aún por determinar frente al Ayuntamiento de Ribadedeva, en Colombres, en la que manifestar su rechazo al proyecto de la empresa vizcaína Gutram, que obtuvo un informe favorable del Ayuntamiento, pese a lo cual el alcalde, Jesús Bordás (PSOE), ya ha anunciado su firme oposición.

Aún hubo un tercer acuerdo capital: los vecinos buscarán un equipo de abogados especializado en este tipo de asuntos para, si llega el caso, defender sus intereses ante la Administración y en los Juzgados.

Algunos vecinos aseguraron tras la reunión que se sienten "engañados", pues consideran que la tramitación del proyecto se realizó a sus espaldas. Ello a pesar de que la nave está ubicada a escasos metros de varias viviendas y de dos hoteles.

Por otro lado, el Ayuntamiento de Ribadedeva realizó ayer una inspección de la nave de Gutram y su entorno para comprobar si, como sostienen los vecinos, se ejecutaron obras sin permiso. La empresa ha asegurado que tiene licencia de obras, mientras que el Alcalde señaló justo lo contrario, por lo que en las próximas horas podría abrirse un expediente sancionador.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine