09 de agosto de 2017
09.08.2017

"No queremos ni bolardos ni multas, sino una regulación", dicen los vecinos de Lastres

La asociación vecinal pide ampliar la superficie de aparcamientos para evitar sucesos como los del fin de semana

09.08.2017 | 03:47
La última concentración contra el recorte educativo en el colegio de Lastres.

"No queremos ni multas ni bolardos, sino una regulación del tráfico y una ampliación de la superficie de aparcamientos". Lo reivindica el presidente de la Asociación de Vecinos de Lastres y Luces, Ángel Moro, después de los sucesos del fin de semana. Parte de los bolardos que operarios municipales instalaron el viernes en la zona de La Camperina fueron sustraídos en las madrugadas del sábado y el domingo, un asunto por el que ya se ha iniciado una investigación.

Por otra parte, una turista sufrió una caída en el casco histórico, en la parte de la Nansa, y la ambulancia no pudo entrar a evacuarla porque había coches aparcados en la entrada a la zona histórica, una antigua queja del colectivo vecinal. Según explicaron familiares de la víctima, la mujer tardó más de una hora en llegar al centro hospitalario, lo que ha generado malestar tanto en su entorno como entre algunos vecinos.

La asociación consensuó con el Ayuntamiento la inhabilitación de determinados puntos en el casco histórico que cuando están ocupados por vehículos impiden la circulación de peatones. Con todo, hay voces para las que esta medida resulta insuficiente, dado que hay conductores que aparcan sobre bocas de riego o, como el caso del fin de semana, que impiden que servicios de emergencias convencionales accedan a las calles interiores.

El gobierno local anunció que estudiaría la peatonalización total del casco histórico, pero no todo el mundo está de acuerdo en esta medida y se ha creado una plataforma de vecinos que la desaprueba. En lo que sí hay consenso en la villa marinera es en la necesidad de habilitar nuevas zonas de aparcamiento, pues la población se multiplica durante el verano y algunos conductores acaban aparcando sobre la acera en zonas como La Camperina, de ahí la colocación de la veintena de bolardos que fueron sustraídos el fin de semana. Tampoco las multas que pone la Policía Local en zonas como la bajada del muelle (en la que tampoco está permitido aparcar) gozan de popularidad entre los vecinos, los hosteleros y sus clientes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine