30 de agosto de 2017
30.08.2017

"Abatir más lobos en los Picos es un total despropósito", denuncian los ecologistas

Los ganaderos afirman que eliminar seis cánidos al año, como pretende el Principado, es "muy poco", pues hay "muchos y donde no los hubo nunca"

30.08.2017 | 01:15

La decisión del Gobierno del Principado de abatir cinco o seis lobos al año en la zona asturiana del parque nacional de los Picos de Europa -hasta ahora se autorizaba eliminar cuatro ejemplares- ha caído como una bomba entre los colectivos ecologistas, mientras que a los ganaderos les parece "muy poco".

Las críticas, respaldadas por doce asociaciones conservacionistas, han sido duras, al considerar "un total despropósito", "incomprensible" e "injustificada" la decisión del consejero de Medio Ambiente, Fernando Lastra, de elevar el número de lobos a abatir en el interior del parque nacional. Los ecologistas denuncian que el Principado no ha consensuado "con nadie estas matanzas": también se eliminarán otros cuatro lobos en el entorno del parque nacional.

La decisión del Principado es, según los ecologistas, "una completa falta de respeto" a los miembros del patronato del parque nacional, a quienes se había informado de los acuerdos anteriores, "que ahora se modifican sin justificación", en lo que consideran un "llamativo y desafortunado debut" del consejero de Medio Ambiente, pues anunció que iba a reunirse con todos los sectores implicados e interesados para buscar un consenso en el conflicto del lobo, y ha tomado "decisiones asombrosas y absolutamente injustificadas", señalan.

Los grupos ecologistas ven "lamentable" que Lastra afirme que este "disparate" está consensuado en los grupos de trabajo del lobo del Parque. "Nada mas lejos de la realidad, lo que allí se hablo es que el conflicto el lobo debe entenderse de una manera mas global, abordando, al menos, de manera simultánea aspectos relacionados con los protocolos de seguimiento e inspección de daños, las medidas preventivas a los ataques y el control de ejemplares.", explican los ecologistas.

"Si las especies nativas más sensibles y ecológicamente valiosas, no pueden vivir en esta región sin ser perseguidas a muerte, ni siquiera en los parques nacionales, entonces tenemos un grave problema de comprensión de lo que es la conservación de la naturaleza", añaden los doce colectivos firmantes, que denuncian la política de gestión del lobo "errática e irracional" del Principado, que sigue con los "controles letales", incluso "en espacios protegidos y en época de reproducción", añaden.

El regidor de pastos de la Montaña de Covadonga, José Antonio García Álvarez, por su lado, aseguró que eliminar seis lobos en un año en los Picos asturianos es "muy poco", pues este año es, después de 2013, el que más daños ha causado. Tanto así que algunos ganaderos pretendían organizar manifestaciones. Los daños del lobo se centran, sobre todo, entre La Ercina y Vegarredonda y en el puerto de Onís, en Arnaedu. "Hay muchos lobos. Los hay donde no los hubo nunca; por ejemplo, en la cuesta de Mestas, entre Cangas y Llanes. El lobo se les escapó de las manos a los políticos", resaltó García Álvarez, quien añadió que no quiere parque allí donde haya ganadería.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine