01 de septiembre de 2017
01.09.2017

La inundación obliga a declarar dos días inhábiles en los Juzgados de Llanes

El Ayuntamiento achaca los problemas que provoca el agua a que "se construyó mucho" años atrás, pero "sin las infraestructuras necesarias"

01.09.2017 | 02:55
La inundación obliga a declarar dos días inhábiles en los Juzgados de Llanes
Un joven observa la entrada del Juzgado de Llanes, ayer cerrado al público.

La calma tras la espectacular tromba de agua caída a primera hora de la tarde del miércoles regresó ayer a Llanes. Los comentarios por lo ocurrido acompañados de vídeos y fotos de la riada eran ayer la conversación estrella en las tertulias de la capital del concejo. Los 56 litros por metro cuadrado registrados no pasaron desapercibidos. La zona del Juzgado y una vivienda ubicada junto a la carretera de acceso a Pancar, en la capital del concejo, fueron los lugares más afectados. "No nos ha pillado de sorpresa. Siempre que llueve fuerte estamos alerta porque sabemos que esto puede pasar", señaló ayer un vecino de la calle San José.

En el Juzgado de Llanes ayer se trabajó a medio gas. Todas las dependencias (sala de vistas, despachos de funcionarios y oficinas) se inundaron, aunque nada tuvo que ver la entrada de agua con lo ocurrido en 2014, cuando otra tromba provocó serios daños materiales. Trabajadores de una empresa de limpieza enviados por el Principado trabajaban ayer en las dependencias mientras los trabajadores esperaban a que secaran los enchufes de los ordenadores para poder encenderlos. Ayer y hoy se declararán días inhábiles a nivel administrativo en el Juzgado llanisco.

El edil de Obras del Ayuntamiento de Llanes, Juan Carlos Armas (PP), aseguró que el Ayuntamiento trabaja para, de manera inmediata, poner fin a los problemas derivados de las fuertes lluvias. "Recientemente hemos adjudicado un proyecto para la redacción de alternativas que solucione los problemas que surgen cada vez que llueve fuerte en la zona de los Juzgados (calle la Estación y San José) y en la casa situada junto a la carretera de Pancar", dijo.

"El problema en la zona de los Juzgados es que no podemos meter un colector por debajo de la vía del tren debido a la cota, para enlazar con el colector general que va por la calle principal", explicó Armas. Señaló que las muchas edificaciones construidas años atrás no vinieron acompañadas de las infraestructuras necesarias para evitar este tipo de situaciones. "Se construyó mucho pero no hay alcantarillado. Todo el agua va al único colector que se hizo cuando tan solo estaba urbanizada una pequeña parte de este lugar", explicó.

Otros problemas ocurrieron en una urbanización de chalets situada junto al campo del Urraca, en Posada, donde el agua entró hasta los garajes. "Son unas viviendas que se hicieron con bajos para garajes y están en la cota más baja. Al entrar en carga la estación de bombeo que está al lado del campo de fútbol el agua retorna y a las viviendas más cercanas les pasa esto. Hay que hablar con las diferentes administradores y la Confederación para ver si con la construcción de alivios se pueden solucionar esos problemas", indicó Armas. El Ayuntamiento, junto a Carreteras, buscarán también soluciones para lo ocurrido en la zona de Las Mimosas, en La Pereda, donde de manera recurrente la Ll-6 a su paso por este lugar se inunda.

Los trabajos realizados tiempo atrás tanto en la zona de Las Barqueras como en las Barcenas, con la construcción de aliviaderos, han permitido que estas partes de Llanes no sufriesen las consecuencias de la monumental descarga de agua.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine