01 de septiembre de 2017
01.09.2017

Ribadedeva alega también razones ambientales para rechazar la planta de residuos de El Peral

El Ayuntamiento, que ya pidió el no del Principado al proyecto por cuestiones urbanísticas, prevé perjuicios sobre la salud, el suelo, el agua y el turismo

01.09.2017 | 02:55

Además de infracciones urbanísticas, existen también argumentos medioambientales para rechazar la planta de residuos peligrosos que una empresa vasca pretende abrir en El Peral, en Ribadedeva. Así lo ha señalado el Ayuntamiento, que presentó hace días alegaciones urbanísticas al proyecto, y que ahora ha expuesto las razones ambientales que, en opinión del equipo de gobierno que encabeza el socialista Jesús Bordás, deben llevar al Gobierno del Principado a no autorizar la instalación, a escasos metros de casas y hoteles, en una zona residencial y turística.

El Ayuntamiento alega que el trámite para aprobar el proyecto es inválido porque no se tramitaron de manera conjunta la Autorización Ambiental Integrada (AAI) y el Estudio de Impacto Ambiental Simplificado (EIAS) y duda que cumpla la normativa de Traslado de Residuos en el Interior del Territorio del Estado.

El informe observa varios incumplimientos a la normativa en cuanto a la gestión de residuos, peligrosos y no peligrosos, y en las zonas de almacenamiento de escorias, aparatos eléctricos y electrónicos, construcción y demolición y almacenamiento de neumáticos fuera de uso. No se presentaron "verdaderas alternativas" al proyecto y el proyecto choca con el "carácter eminentemente rural" de Ribadedeva. El Ayuntamiento teme perjuicios sobre la salud humana por emisiones atmosféricas y sonoras y afirma que existen "riesgos notables de contaminación de suelos y aguas subterráneas. El proyecto no prevé "ningún tipo de control o seguimiento de las aguas residuales generadas antes de su vertido al colector municipal".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine