09 de septiembre de 2017
09.09.2017

La Blanca de Nueva recupera su esplendor

El regreso de las familias que el año pasado estaban de luto hizo que la fiesta llanisca brillase con 110 aldeanas y numerosos porruanos

09.09.2017 | 04:14
La Virgen de la Blanca, ayer en procesión por las calles de Nueva.

La Blanca de Nueva recuperó ayer su esplendor al regresar a la fiesta varias familias importantes del bando que el año pasado estaban de luto por el fallecimiento de alguno de sus miembros. La afluencia se notó y fueron unas 110 las aldeanas que acompañaron a la imagen en la procesión que fue hasta la plaza de la Blanca pasando por las de Laverde Ruiz y El Carmen acompañada por la Banda de Gaites Ribeseya. Los porruanos también la arroparon portando los tres ramos: el de rosquillas, uno mediano de bollos dulces y el grande con el pan.

Ya en la plaza que lleva su nombre la Virgen de la Blanca regresó a la capilla, donde permanecerá hasta el año que viene. Fueron muchas las personas que siguieron su recorrido por las principales calles de Nueva y también las que presenciaron los bailes de la tarde. Veinticinco parejas dieron vida a piezas tan emblemáticas como el fandango de Pendueles, el pericote, el xiringüelu de Naves, el trepeletré y varias jotas, entre ellas la del Cuera. La verbena estuvo ayer amenizada por las orquestas "Aramio" y "Atlanta" y la noche de fiesta concluyó en Nueva con una gran chocolatada.

El recuerdo a los que faltan no sólo estuvo en la memoria de sus familiares y amigos, que a pesar de vestirse y participar en la fiesta les tuvieron presentes en todo momento. El jueves, antes de levantar la hoguera, los muchos presentes guardaron un minuto de silencio en recuerdo a todos los fallecidos del bando mientras la gaita entonaba una canción.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine