Medidas de urgencia contra los locales ilegales 

El Ayuntamiento precintó de nuevo el bar de Pumarín que violó la orden de cierre

15.04.2008 | 00:00
El Ayuntamiento precintó de nuevo el bar de Pumarín que violó la orden de cierre El Ayuntamiento precintó de nuevo el bar de Pumarín que violó la orden de cierre

La Policía Local precintó ayer El Montecito de Las Vegas, el bar de la calle Joaquina Bobela al que el Ayuntamiento había retirado la licencia de apertura la semana pasada y que, a pesar de ello, abrió este sábado. El concejal de Licencias, Alberto Mortera, y el de Seguridad Ciudadana, Jaime Reinares, estuvieron durante la tarde de ayer muy pendientes de las andanzas de los agentes municipales para notificar personalmente a los propietarios del local su precintado. La Policía no consiguió hacerlo y finalmente optó por colocar un cartel informándoles de la medida adoptada a las puertas del bar.
Simultáneamente, el concejal de Licencias tomaba la decisión de informar a la Fiscalía de los hechos del pasado fin de semana y de la apertura del establecimiento, a pesar de la retirada de licencia de apertura como bar musical.
Alberto Mortera explicó que, aunque por ley los propietarios de El Montecito de Las Vegas disponen de seis días para desalojar el local, eso no significa que éste pueda abrir al público, y, ante su reincidencia en el incumplimiento de las sanciones municipales, han optado por precintarlo ya. Si los dueños del bar quieren entrar para recoger sus cosas, deberán llamar a la Policía Local, tal como se les indica en el cartel colocado en la puerta, para que ésta retire el precinto.
El concejal de Seguridad Ciudadana, por su parte, subrayó que en casos como éste el Ayuntamiento va a aplicar «tolerancia cero». En el caso de El Montecito de Las Vegas, explicó, la retirada de la licencia como bar musical limitaba su horario de apertura hasta las doce y media de la noche, los días laborables, y hasta la una y media de la madrugada, los fines de semana. Sin embargo, el pasado día 13, según Reinares, la Policía Local constató que el local estaba abierto a las ocho y media de la mañana, con clientes y música en el interior. El concejal admite que el local podría estar abierto desde las siete de la mañana, pero nunca con música.
El edil de Seguridad Ciudadana anunció que el Ayuntamiento intervendrá de inmediato en otros bares en situación similar y citó, entre ellos, el México, en La Corredoria; El Caribe, en la calle Teniente Coronel Teijeiro, y El Rodeo, en Joaquina Bobela.

Enlaces recomendados: Premios Cine