Medio Ambiente aprueba invertir veinte millones en la depuradora de Las Caldas

La última gran obra del saneamiento de Oviedo, diseñada para atender a 70.000 personas, permitirá la migración del salmón aguas arriba del Nalón

26.04.2008 | 00:00

El Consejo de Ministros acaba de autorizar las obras de la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Casielles-Las Caldas, la última pieza del saneamiento del municipio de Oviedo. El Gobierno ha consignado una inversión de 20,9 millones de euros al proyecto, que será financiado por el Ministerio de Medio Ambiente, a través de la Confederación Hidrográfica del Norte. El objetivo de la depuradora, diseñada para una población de 70.000 personas, es resolver la falta de tratamiento de aguas residuales de una parte de Oviedo y Ribera de Arriba y de las industrias que vierten al Nalón.

Marta PÉREZ

El Consejo de Ministros ha autorizado las obras de la depuradora del río Gafo, en Las Caldas, con una inversión de 20.949.062 millones de euros, que serán financiados por el Ministerio de Medio Ambiente a través de la Confederación Hidrográfica del Norte (CHN).

El objetivo del proyecto de la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Casielles-Las Caldas es resolver la falta de tratamiento de las aguas residuales de la zona sur de Oviedo, así como de las poblaciones e industrias que vierten al río Nalón en los concejos de Ribera de Arriba y Oviedo.

A su vez, este proyecto se enmarca dentro del proceso de saneamiento del río Nalón, que tras las obras de las estaciones depuradoras de aguas residuales de Frieres, Baíña y San Claudio quedará definido con las EDAR de Casielles-Las Caldas y la que está en ejecución en Grado.

Además, el proceso de saneamiento del río Nalón permitirá el saneamiento integral de toda la cuenca y habilitar los tramos medio y bajo del río Nalón para la migración aguas arriba del salmón.

La estación depuradora de aguas residuales de Casielles-Las Caldas se localiza en la margen izquierda del tramo final del río Gafo y en el entorno del río Nalón, cerca de la confluencia de ambos ríos, en las inmediaciones del paso de la carretera AS-322.

La instalación ocupará una superficie de cerca de 40.000 metros cuadrados entre instalaciones, accesos y conducciones. Está diseñada para una población equivalente de 70.000 habitantes y el tratamiento que incorporará permitirá devolver las aguas al río Nalón cumpliendo con todas las exigencias de las directivas europeas en la materia.

El Ayuntamiento de Oviedo anunció el año pasado que llevaría a los tribunales a la Confederación Hidrográfica del Norte (CHN) por el retraso en la construcción, puesto que según explicó entonces el equipo de gobierno local, las obras deberían haberse ejecutado en el plazo marcado dentro del plan hidrológico nacional (2001-05).

Enlaces recomendados: Premios Cine