Un nuevo caso de estafa

 

Pierde 6.000 euros por un timo

La Policía Nacional busca a tres hombres a los que se acusa de estafar a una mujer de 64 años en La Corredoria mediante el procedimiento de «la estampita»

26.04.2008 | 00:00

M. PÉREZ

La Policía Nacional de Oviedo busca a tres individuos como presuntos autores del timo de la estampita, mediante el que estafaron 6.000 euros a una mujer de 64 años en La Corredoria.

Los hechos tuvieron lugar el pasado miércoles. La víctima del timo caminaba en dirección al centro de salud de La Corredoria cuando fue abordada por un individuo que parecía tener alguna discapacidad psíquica. El individuo le mostró un fajo de billetes que guardaba debajo de la chaqueta y le dijo que los había encontrado debajo de un banco.

En ese momento entró en escena el segundo de los timadores. Intervino en la conversación y le propuso a la mujer que los dos se quedaran con el dinero. La mujer se negó e hizo ademán de marcharse, pero cambió de opinión cuando el timador que simulaba una discapacidad mental le dijo que, dado que ella había sido la primera persona con la que había hablado, le entregaría el dinero a ella. A cambio, tendría que enseñarle también dinero, «estampitas».

Finalmente, los dos timadores convencieron a la mujer, conviniendo en que tanto ella como el segundo timador conseguirían algo de dinero para entregárselo al «tonto». En ese momento apareció un tercer hombre, que dijo ser el cuñado del segundo. Invitó a los tres a subirse en su vehículo para ir al banco de la señora. Allí, la mujer extrajo 6.000 euros de su cuenta.

Una vez fuera de la sucursal, el hombre que le había propuesto en un principio quedarse con todo, cogió el sobre con el dinero y junto con su parte lo introdujo en una bolsa. Le entregaron la bolsa a la mujer y con la disculpa de ir a buscar un cigarro al coche y se marcharon. Cuando la mujer abrió la bolsa en su interior se encontró con una piedra envuelta en un papel.

En la denuncia interpuesta por esta mujer en la Comisaría de Oviedo describe a los autores con los datos que siguen. El primer hombre, que se hacía el tonto, tiene unos cincuenta años, es alto, de complexión normal, con el pelo oscuro y algo ondulado y la barbilla pronunciada. El hombre que llegó a continuación tiene alrededor de 40 años, barba de varios días, 1,70 de estatura, complexión normal y pelo rubio de punta. Por último, el tercer hombre era el más joven de todos, de unos 25 años.

La Policía aconseja, para prevenir hurtos y timos, que no se hablé de negocios con desconocidos. También recomienda no sacar dinero del banco a requerimiento de desconocidos, aunque le ofrezcan, aparentemente, un gran negocio. También es conveniente, según traslada la Policía, no olvidar que en la mayoría de los timos intervienen dos o más delincuentes perfectamente concertados, pero aparentando no conocerse mutuamente («el tonto» y «el listo»). Asimismo, la Policía Nacional también advierte de que se debe leer la letra pequeña en cualquier clase de contrato o documento mercantil que ofrezcan para firmar.

Enlaces recomendados: Premios Cine