23 de mayo de 2010
23.05.2010

«El COA ha de convertirse en una empresa prestadora de servicios»

«Nuestro equipo es el de la experiencia, el que ha gestionado en crisis con eficacia»

23.05.2010 | 14:10
Felipe Díaz-Miranda.

El decano Ángel Noriega agota dos ciclos al frente del Colegio de Arquitectos de Asturias (COAA). El colegio abre ahora el proceso para renovar su dirección, que concluirá con la elección de la nueva Junta el próximo 31 de mayo. Unos ochocientos arquitectos están llamados a participar en estas elecciones a las que concurren ArquitectosdAsturias, encabezados por Felipe Díaz-Miranda y COAactuemos, con Alfonso Toribio a la cabeza.

Arquitecto, candidato a decano del Colegio

Ch. N.


Felipe Díaz-Miranda (Grado, 1958) se presenta a las elecciones a decano del COA al frente de la lista ArquitectosdAsturias. Secretario del anterior equipo, define su equipo como el de «la experiencia», apoyado en «la gestión eficaz» del último mandato.


-¿Con qué problemas se enfrentan los arquitectos asturianos y qué soluciones ofrece su candidatura?


-El principal problema del colegio y de la profesión es el acoso legislativo que estamos sufriendo, con la ley Ómnibus, la desaparición del visado o el plan Bolonia. Todo ello, inmersos en una crisis generalizada que ha castigado al sector en Asturias con un 65 por ciento menos trabajo para un 20 por ciento más arquitectos en los dos últimos años y medio. El colegio no puede estar ausente de este problema. Hay que devolver la confianza a la sociedad, y aunque la crisis no se supera con la construcción, sin ella, tampoco. El colegio tiene que estar más presente en los concurso públicos y de una forma más activa. Los pliegos de condiciones de esas convocatorias ahora mismo son vergonzosos, se prima la rebaja económica y se impide a los profesionales a concursar. Por otra parte, y respecto al visado, hay que recordar que no supone un mayor coste económico, y que es el mayor garante de calidad y cumplimiento de la normativa para el usuario.


-¿Qué modelo de colegio defiende?


-Hay que convertir el colegio en una empresa prestadora de servicios, especializar las sedes de Oviedo y Gijón, sin duplicidades, con una estructura ágil, fuerte, barata y moderna. Queremos recuperar el sentido de pertenencia de todos los arquitectos al colegio. Planteamos un espacio cero donde los arquitectos jóvenes puedan trabajar y reunirse. Para ellos y para las arquitectas asturianas queremos desarrollar dos grupos de trabajo específicos.


-¿Qué les distingue de sus rivales?


-Presentamos una candidatura muy sólida, la candidatura de la experiencia, con dos arquitectos municipales, aunque también con dosis de juventud. Yo he sido el secretario de la junta saliente, hay más miembros de este equipo en esta candidatura, y defiendo que no lo hemos hecho mal. Hemos afrontado la crisis sin problemas económicos, tenemos pagadas las dos sedes, no debemos un euro, se ha hecho una gestión eficaz, se ha reducido la plantilla, con decisiones desagradables pero sin temblar el pulso. Es un equipo que conoce en profundidad los problemas y necesidades del colegio. No es tiempo de aprender, no se puede perder ni un instante, es el tiempo de actuar.


-Perdieron la batalla con los vecinos por la visera del edificio. ¿Qué pasó?


-Hay que respetar las decisiones judiciales pero también luchar contra lo que no es justo. La demolición de la visera no lo es, el daño que causaría es desproporcionado y trataremos de evitarlo. Hay mecanismos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine