08 de mayo de 2012
08.05.2012

Veintidós minutos para reírse en dos horas

Pepe Colubi repasó ayer a fondo en el curso de humor «Hazles reír» la evolución de la comedia de situación

08.03.2012 | 04:40
Colubi y Ortega, con una foto de Frasier al fondo.

Ch. NEIRA


«Hazles reír. El humor en la multipantalla», el curso sobre comedia de Extensión Universitaria que se imparte en la Facultad de Psicología hasta mañana, siguió ayer su marcha triunfal a carcajada limpia. Tras la visita, por la mañana, de Jesús Palacio y Miqui Otero, el asturiano Pepe Colubi y el catalán Juan Carlos Ortega vencieron las horas del sesteo con un análisis pormenorizado de las «sitcom», las comedias de situación, el primero, y con un análisis sobre el prestigio del humor, el segundo.


La intervención de Pepe Colubi se puede contar de dos formas. Una es la académica. Su repaso a la «sitcom» dividiéndola en géneros: la de familia, la de amigos y la de trabajo. Y su posterior repaso diacrónico a cada una de esas listas, con el itinerario que va, por ejemplo, de «Enredo» a «Modern family» pasando por «Matrimonio con hijos». Eso, en el apartado de familia, donde en realidad Colubi tiene su favorito, «Los Simpson». En la categoría de amigos planteó un listado que incluye, por citar, a «Friends» y a «Seinfeld», y en el trabajo pudo sumar, por ejemplo, «30 Rock», esa comedia sobre un «show» de televisión que protagoniza Alec Baldwin, de quien Colubi citó una frase con el deseo de ponerla en su epitafio: «El amor es un oasis de orina en el desierto del miedo».


Ésa es, en realidad, la segunda forma de contar la conferencia de Colubi, a través de las ocurrencias, frases, historias, detalles y geniales gags con los que salpimentó su participación, pero que, en realidad, lo cubrieron casi todo. Tanto que José Manuel Errasti, profesor de Psicología vinculado a la organización, tuvo que acelerar la disolución de la charla, ya bastante alargada, con el lamento de «este tipo tiene una forma de decir las cosas que creo que si le das un listín telefónico y le pides que te lo lea, nos partiríamos también de risa».


Celebrado fue, cuando se refirió a una comedia sobre extras, su comentario acerca de las tomas falsas en las películas de nazis. «¿Por qué nunca vienen en el DVD? ¿Es que no hay tomas falsas de "La lista de Schindler? Yo quiero ese material, maldita sea. El judío que entra riéndose al haber olvidado el papel en la cámara de gas, el nazi dándole un cachete en el culo».


En la parte seria, Pepe Colubi aseguró que la «sitcom» es el género televisivo por definición, el que mejor se adapta al medio por esa duración que una regla no escrita ajusta a 22 o 23 minutos.


Ese fue, explicó luego, uno de los problemas a la hora de que la «sitcom» triunfara en España, que quisieron alargar el formato y las de aquí, entre anuncios y demás, casi superaban los sesenta minutos. «Y, claro, también hay que vivir».


Pepe Colubi habló de sus series preferidas, como «The office», la versión inglesa, y de los fracasos más sonoros, de cosas como el «remake» de «Cheers» intentado recientemente en España, sobre el que ironizó largo y tendido. También lo hizo con «Código fuego», una serie sobre bomberos protagonizada por Coronado y Maribel Verdú con unos efectos especiales «que tengo miedo que fuera el propio cámara poniendo un mechero delante de la cámara».


Sus últimos repasos a Antonio Resines y su forma de poner las manos cada vez que habla o a los últimos experimentos en comedias con contenidos metatelevisivos o los falsos documentales, «el sitcom dogma», pusieron las últimas carcajadas antes de que Juan Carlos Ortega siguiera con las risas. Hoy (entrada libre), el curso sigue desde las diez con Darío Adanti (sobre el cómic) y José Manuel Errasti (Psicología), y, ya por la tarde, con un taller de guión de Borja Cobeaga. Mañana, viernes, será el turno de Jordi Costa (proyección y charla) y de Juanra Bonet, con un taller de improvisación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine